Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La decisión de Bankia sobre su OPV no acaba con el riesgo jurídico ¿Y los institucionales?

Bolsamanía Bolsamanía 18/02/2016 Nieves Amigo

La decisión de Bankia de pagar a todos los minoritarios que acudieron a la salida a bolsa de la compañía sin que tengan que acudir a juicio y de hacerlo, además, con intereses, no acaba con el riesgo jurídico al que debe enfrentarse la compañía relacionado con este asunto.

© Proporcionado por Bolsamanía

Efectivamente, la entidad se ahorra así todos los costes judiciales, pero sólo a la hora de hablar de los minoritarios. Otro asunto es el de los accionistas institucionales ya que, en torno a 1.200 millones de euros de los fondos totales captados con la OPV procedieron de inversores institucionales.

"Entendemos, por tanto, que existe la posibilidad de que la entidad reciba demandas por parte de estos inversores institucionales", señalan los expertos de Bankinter.

Y es que, tal y como comentaba a Bolsamanía Jesús María Ruiz de Arriaga, el "engaño" fue igual tanto para los institucionales como para los minoritarios y las opciones que tienen éstos de ganar en el caso de un proceso judicial con Bankia son las mismas que las de los minoritarios, es decir, muchas.

LA DECISIÓN DECISIVA DEL SUPREMO

Recordamos que la decisión de Bankia de devolver el dinero a todos los minoritarios que acudieron a la OPV se ha producido después de que el Supremo ratificara sendas sentencias de las Audiencias Provinciales que declaraban nula la compra de acciones de Bankia en la salida a bolsa por considerar, entre otras cosas, que el folleto que se había utilizado para informar a los interesados ofrecía información inexacta y "distorsionada" que llevó a un "error de consentimiento" por parte de los adquirientes. Tras la sentencia del Supremo, que "marca doctrina", Bankia sabía que iba a perder todos los juicios y ha preferido adoptar esta opción a tener que hacer frente a los costes judiciales.

"Según las estimaciones de Bankia, el volumen de recursos minoristas obtenidos en la salida a Bolsa alcanzó 1.855 millones de los cuales 1.600 millones aproximadamente registrarían pérdidas a los precios actuales. De ser así, las provisiones realizadas por BFA-Bankia, cubrirían la inversión de los inversores minoristas. Dicho esto, entendemos que el riesgo jurídico no está cerrado del todo ya que en torno a 1.200 millones de los fondos totales captados en la salida a bolsa procedieron de inversores institucionales", explican los expertos de Bankinter.

500 MILLONES DE EUROS

Los analistas de Ahorro Corporación también tienen claro que las contingencias con el tramo institucional deberán tratarse en los tribunales pero explican que, en caso de tener que realizar provisiones, esos 1.200 pasarían a 500 millones.

"Recordemos que aproximadamente el 50% de los inversores cualificados vendieron en los días siguientes a la salida a bolsa, por lo que no tuvieron pérdidas o éstas fueron muy moderadas, con lo que no se contemplaría que presentasen demanda. De estos 500 millones, de acuerdo al reparto establecido hasta ahora entre BFA-Bankia, Bankia tendría que afrontar el primer 40% de dicha cantidad", explican desde Ahorro.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon