Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La decisión de Pedro Sánchez: entre la espada y la pared, pero con la llave del Gobierno

Bolsamanía Bolsamanía 18/07/2016 Alberto Sanz

El PSOE votará 'no' en la investidura de Rajoy "a día de hoy" aseguró el secretario general del partido, Pedro Sánchez, tras su encuentro con el candidato del Partido Popular. Además el líder socialista indicó que “de 137(diputados del PP) a 176 escaños (cifra de mayoría absoluta) tiene un camino que recorrer. Y en ese camino no puede contar con el PSOE. Tiene que contar con sus aliados potenciales y no con nosotros para la investidura”, argumentó.

Las palabras de Sánchez eran escuchadas con gran atención por parte de la ciudadanía, después de que desde Ciudadanos anunciarán que dirán ‘no' en la primera votación de la investidura de Rajoy, para más tarde abstenerse con sus 32 escaños en la segunda votación, con el objetivo, de permitir alcanzar el Gobierno al candidato popular mediante una mayoría simple.

Este hecho solo se podría producir si se lograra sumar la abstención de los 85 diputados del PSOE. Por lo tanto, este escenario que ofrecen el partido de Rajoy y Rivera, busca colocar ‘la pelota' de la formación de Gobierno sobre ‘el tejado' socialista, tras la negativa en rotundo de lograr un Ejecutivo mediante ‘la Gran Coalición', y después de perder fuerza la posibilidad de un acuerdo de formaciones de izquierda tras las elecciones del 26J.

La estrategia que han adoptado desde la formación naranja y los populares para impulsar la decisión de Pedro Sánchez, es indicar que en sus manos está la posibilidad de evitar unas terceras elecciones, si bien es cierto, que el líder socialista fue el único candidato que intentó la investidura tras el 20D para que no existiera una repetición electoral, como recordó Sánchez tras su encuentro con Mariano Rajoy.

En esta situación, la decisión del líder socialista será decisiva en los acontecimientos venideros y, aunque el presidente del Gobierno deba asumir en estos momentos la responsabilidad de lograr los acuerdos para conseguir la investidura, la postura de Sánchez será fundamental para el desbloqueo o no de la formación de Gobierno, y que puede estar basada en tres opciones:

¿PERMITIR LA INVESTIDURA DE MARIANO RAJOY?

Mariano Rajoy ha indicado que su intención es liderar personalmente las negociaciones con el PSOE y Ciudadanos para llegar al 2 de agosto, fecha que baraja para intentar su investidura, con posibilidades de lograr formar Gobierno. Según apuntan fuentes de Moncloa, el objetivo de este proceso es lograr el sí de la formación de Albert Rivera sumada a la abstención de los socialistas.

Por lo tanto, la posibilidad de que Rajoy logré cambiar de opinión a Ciudadanos y convertir su abstención en apoyo a la investidura, abriría un nuevo capítulo en la negociación para Pedro Sánchez ya que “podría reconsiderar” su no a esta investidura. Con 170 apoyos (PP+Ciudadanos+Coalición Canaria) a la investidura de Rajoy la situación podría cambiar, pero nunca con 137 diputados, como indica su postura actual.

Preguntados por esta posibilidad, desde el PSOE aseguran a Bolsamanía que “no existe ninguna intención de convocar en los próximos días al equipo negociador” aunque el partido siempre estará dispuesto al diálogo, remitiéndose a las palabras de su secretario general cuando indicaba que “Rajoy tiene que ponerse a trabajar de verdad, negociar y llegar acuerdos con sus aliados potenciales para alcanzar mayoría suficiente garantizar gobernabilidad país”. Pero “entre aliados potenciales no está PSOE” anunciaba Sánchez.

¿INTENTAR DE NUEVO LA INVESTIDURA EN EL CASO DE QUE FALLE RAJOY?

El fracaso en la investidura de Mariano Rajoy puede abrir una la puerta a Pedro Sánchez, como ya lo hiciera tras el rechazo del candidato popular al Rey en las elecciones del 20 de diciembre. Pero, para lograr el éxito en este nuevo intento, Sánchez debe hacer frente a uno de los grandes hándicaps que se ha encontrado en este proceso, poner de acuerdo a Ciudadanos y Podemos.

Albert Rivera ya ha declarado que, si los socialistas llegan a un pacto con Iglesias, C´s votará en contra. Una postura muy similar es la que tiene el secretario general de Podemos con respecto a la opción de gobernar junto a la formación morada.

Por lo tanto, si el Rey propone a Sánchez el reto de intentar la investidura tras el fracaso de Rajoy, supondrá un gran reto para el líder socialista, aunque parece seguro que no rechazará esta opción al asegurar que “el PSOE estará en la solución”.

© Proporcionado por Bolsamanía

¿TERCERAS ELECCIONES?

Si todos estos escenarios fallan, ya existe una fecha para celebrar los terceros comicios en España en menos de un año, el 27 de noviembre de 2016. El éxito de Rajoy o Sánchez deberá llegar antes del 2 de octubre, fecha límite si realmente Rajoy mantiene su idea de iniciar la investidura el 2 de agosto.

Aunque si se mantienen los vetos y posturas de los cuatro principales partidos, este hecho parece ser el siguiente capítulo de la nueva situación política española, aunque todos ellos hayan asegurado tras el 26J, que unas nuevas elecciones sería un desastre para el país.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon