Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La desconfianza y el temor vuelven a los mercados: el Ibex cae un 0,46% en medio de los resultados empresariales

Bolsamanía Bolsamanía 19/07/2016 Virginia Mora

Nuevas caídas en el Ibex 35. El selectivo español ha cerrado este martes dejándose un 0,46% hasta los 8.485 puntos, en línea con lo que han hecho el resto de bolsas europeas, que han acabado la sesión con una caída del 0,60% de media. Las dudas que sigue suscitando la situación de Turquía tras el fallido intento de golpe de Estado, unido a la desconfianza que se adivina en las previsiones del Fondo Monetaria Internacional (FMI), han acabado por minar la confianza de los inversores en una jornada marcada por los resultados empresariales.

Y es que lo ocurrido en Turquía preocupa y mucho a los mercados. Las medidas represivas que está adoptando el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan, que no están gustando demasiado en Europa, y la situación económica del país, que podría empeorar tras lo ocurrido, centran la atención estos días. Precisamente este martes el banco central de Turquía ha intervenido ante la inestabilidad de los mercados y ha decidido recortar los tipos de interés de referencia en 25 puntos básicos hasta el 8,75%.

A eso hay que sumar la advertencia de Moody's, que ha colocado el rating 'Baa3' de la deuda soberana a largo plazo de Turquía en revisión para una posible rebaja. Lo ha hecho porque pretende valorar el impacto que tendrá a medio plazo el fallido golpe militar del pasado viernes, para comprobar si va a afectar o no al crecimiento de la economía otomana y al funcionamiento institucional del país.

Y por si eso fuese poco, además los inversores se han encontrado con el 'jarro de agua fría' que ha lanzado el Fondo Monetario Internacional (FMI). El organismo que dirige Christine Lagarde ha revisado sus previsiones económicas a nivel mundial y ha rebajado el crecimiento de España al 2,1% para 2017. No obstante, ha mantenido sus expectativas para la economía española este año, para el que prevé una expansión del PIB del 2,6%.

El FMI ha tomado esta decisión después de que los británicos apoyasen la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE), conocido como Brexit, en el referéndum celebrado el pasado 23 de junio. “El resultado de la votación, que sorprendió a los mercados financieros mundiales, implica la materialización de un importante riesgo a la baja para la economía mundial. En consecuencia, las perspectivas de la economía mundial para 2016-17 se han deteriorado, a pesar de los resultados más favorables de lo esperado registrados a principios de 2016”, ha explicado el FMI en su informe de perspectivas.

EMPEORA LA CONFIANZA …

Pero el Brexit no sólo ha afectado a las perspectivas del FMI. El instituto de estudios económicos alemán ZEW ha anunciado este martes que el índice de confianza económica ha retrocedido más de lo esperado. Así, el dato correspondiente al mes de julio se ha reducido hasta el -6,8, frente al 9,1 esperado y el 19,2 del periodo anterior. La confianza de los inversores alemanes disminuye tras la votación en Reino Unido y registra una caída de 26 puntos, lo que sitúa al índice en su peor lectura desde noviembre de 2012.

Y en España el Tesoro ha colocado este martes 3.052 millones de euros en letras a tres y nueve meses, por debajo del máximo previsto de 3.500 millones. Sin embargo, ha logrado reducir aún más la rentabilidad, ahondando en los tipos de interés negativos, lo que supone cobrar aún más por emitir deuda a corto plazo. La emisión de letras a tres meses ha captado 581 millones de euros, con una demanda de 4,5 veces dicha cantidad. El interés marginal de esta subasta se ha situado en el -0,321%, aún más bajo que -0,138% de la emisión anterior de este mismo papel, celebrada el 19 de julio.

© Proporcionado por Bolsamanía

… PERO LAS EMPRESAS LO HACEN MEJOR DE LO ESPERADO

No obstante, las empresas siguen dando alegrías a los inversores al batir las previsiones de los expertos, aunque eso no se haya dejado notar en la marcha de los mercados. En España ha comenzado la temporada con Enagás, que ha reportado un beneficio mayor de lo esperado. En concreto, la firma especializada en el transporte de gas natural y en la gestión técnica del sector ha presentado un beneficio de 214,2 millones de euros en el primer semestre del año, cifra que se incrementa un 0,5% respecto al año anterior y se sitúa por encima de las expectativas. La compañía ha reaccionado con pérdidas, y al cierre sus acciones se dejaban un 0,20%.

Además, este martes también ha presentado resultados Goldman Sachs, que ha superado las expectativas al lograr un beneficio por acción en el segundo trimestre del año de 3,72 dólares por acción, frente a los 1,98 dólares cosechados en el mismo periodo del año anterior. Además, los ingresos obtenidos ascienden a 7.932 millones de dólares, cuando los analistas esperaban que fuesen de 7.581 millones y las ganancias de 3 dólares por acción. En el momento del cierre de los mercados en Europa las acciones del banco se dejaban un 1,26%.

Por último, este martes también hay que destacar el nuevo rechazo de Monsanto a Bayer. El fabricante de semillas transgénicas ha rechazado de nuevo la oferta de compra que había presentado la alemana, que elevó a 125 dólares por acción en efectivo la propuesta frente a los 122 dólares iniciales. Monsanto cree que la oferta presentada por la alemana es “inadecuada” y “económicamente insuficiente” para garantizar determinadas certezas, por lo que ha decidido no aceptarla. Pese a ello, ha asegurado que sigue abierta a las negociaciones, por lo que no cierra la puerta a mantener nuevos contactos con Bayer, aunque dice que “no hay seguridad de que la transacción se vaya a consumar”. Los títulos de Bayer han cerrado en la bolsa de Frankfurt con una caída del 1,21%, mientras que en el momento del cierre en el Viejo Continente Monsanto cotizaba en Wall Street con una subida del 0,49%.

ANÁLISIS TÉCNICO

“Se podría decir que el cierre en negativo del Ibex 35 carece de interés alguno desde el punto de vista chartista por cuanto se produce dentro del rango de precios comprendido entre los 8.450 puntos (base del movimiento lateral de las últimas sesiones) y los 8.600 puntos por arriba (zona de resistencia)”, ha dicho José María Rodríguez, analista técnico de Bolsamanía.

Y es que con la de este martes “son ya cuatro las sesiones consecutivas en las que nuestro selectivo se está desplazando de forma lateral dentro de un estrecho rango de precios”. Para el experto, “donde se hace más evidente el movimiento es en el conjunto de los índices europeos, donde los máximos de este lunes coinciden con el inicio del imponente hueco bajista de la sesión del viernes negro tras el Brexit. Estos huecos, por definición resistencias, han frenado las subidas de las últimas semanas pero de alguna manera era algo previsible por cuanto el rally previo fue del 13% de media”.

En cualquier caso, ha señalado, “debemos saber que la directriz bajista que viene impidiendo cualquier recuperación consistente en los precios para el Ibex 35 pasa en este momento por los 8.800 puntos”. “Aunque en mi opinión la señal de fortaleza real en nuestro selectivo pasará por ser capaz de saltar por encima de los máximos de la sesión preBrexit en los 8.912 puntos. La perforación del soporte de los 8.450 puntos dejaría las puertas abiertas a un potencial movimiento bajista con un primer objetivo en los 8.300 puntos y por debajo el hueco alcista de los 8.185-8.200 puntos”.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon