Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La deuda de las familias crece a su mayor ritmo desde 2008 por el boom del crédito al consumo

Bolsamanía Bolsamanía 01/08/2016 Pedro Calvo

No sale a chorros. Pero la intención de los bancos de reabrir el grifo del crédito sigue arrojando novedades en el sistema financiero español. La última, publicada este lunes por el Banco de España (BdE), recoge que la deuda de las familias creció en junio a su mayor ritmo desde el mismo mes de 2008. Y eso es mucho, porque supone remontarse a los meses previos a la quiebra de Lehman Brothers.

En concreto, el volumen de crédito que acumulan las familias engordó en junio en 7.499 millones, hasta los 724.111 millones de euros. Esta cifra es la más alta desde noviembre del año pasado, además de que representa el mayor aumento mensual desde los 9.000 millones registrados en junio de 2008.

© Proporcionado por Bolsamanía

Eso sí, hace ocho años el volumen total superaba los 900.000 millones de euros. Desde entonces, los hogares han aligerado sus compromisos financieros en un 20%. Es más, en junio de 2015 el volumen total ascendía a 741.778 millones, con lo que la evolución interanual refleja un descenso que ratifica que el sector privado español sigue inmerso en la fase de digerir la deuda contraída antes del estallido de la crisis.

¿HIPOTECAS? NO, CONSUMO

Además del crecimiento mensual registrado en junio, los datos del BdE suponen la confirmación de otra tendencia imperante en el sistema financiero español: es el crédito al consumo, y no el hipotecario, el que manda en estos momentos.

En junio, el saldo de los préstamos hipotecarios menguó en 754 millones, hasta los 551.862 millones, la cifra más baja desde septiembre de 2006. Por el contrario, el volumen de crédito al consumo creció en más de 6.000 millones, para alcanzar los 172.248 millones, la mayor cantidad en dos años.

De hecho, y a diferencia de lo que ocurre con la deuda total y con los préstamos hipotecarios, el volumen de préstamos al consumo sí está creciendo en términos interanuales. Acumula ya doce meses consecutivos haciéndolo.

Esta realidad refleja dos tendencias. La primera, que la pujanza del sector privado, que está siendo clave para la recuperación de la economía española, se está sustentando en parte por nueva deuda. Y la segunda, que los bancos, en un contexto en el que su negocio -especialmente el hipotecario se está viendo presionado por los bajos tipos de interés, está viendo en el crédito al consumo una auténtica tabla de apoyo para sus resultados porque es mucho más rentable y, por tanto, deja márgenes mayores.

Según los últimos datos del BdE, el interés de las nuevas operaciones para la compra de vivienda por parte de los hogares se situó en junio en el 1,99%. Por el contrario, el de los nuevos créditos al consumo se encuentra en el 7,65%.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon