Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La economía de China se ve amenazada por el brutal aumento de la deuda

Bolsamanía Bolsamanía 30/05/2016 Bolsamanía

La economía de China ha sido uno de los principales acicates para el mercado en los últimos meses, especialmente desde agosto, según iban llegando noticias que ponían en duda la fortaleza económica del gigante asiático. La desaceleración del crecimiento, que se ha reducido por debajo del 7%, podría agravarse teniendo en cuenta la evolución de la deuda pública.

En concreto, el nivel de endeudamiento de la segunda mayor economía mundial, teniendo en cuenta tanto a la de las administraciones públicas como a la de empresas y familias, se ha elevado desde el 148% antes de la crisis financiera mundial, en 2008, hasta cerrar el pasado año en el 248%. Es decir, en ocho años se ha incrementado en un 66%.

"Todos los grandes países con un aumento rápido de la deuda han experimentado ya sea una crisis financiera o una desaceleración prolongada. La historia sugiere que China va a correr la misma suerte", señalan los analistas de Goldman Sachs en un informe sobre la salud económica de China que recoge El País.

El principal problema ha resultado ser la deuda corporativa, que se ha multiplicado por cuatro en siete años, según las estadísticas del Banco de Pagos Internacionales, publica el rotativo de Prisa. Sólo Irlanda supera este crecimiento de la deuda, país que tuvo que ser rescatado en plena crisis de deuda, y es comparable al aumento de deuda de Tailiandia antes de la crisis financiera asiática, o al de España entre 1996 y 2010, según un informe de Credit Suisse.

ORIGEN DE ESTE 'VERTIGINOSO' AUMENTO

© Proporcionado por Bolsamanía

El origen de esto fue el programa de estímulo masivo de casi medio billón (500.000 millones) de euros que aprobó el Gobierno en 2009 para impulsar el crecimiento ante las turbulencias internacionales, en plena crisis financiera meses después de la caída de Lehman Brothers. Las empresas locales son las que acudieron más rápidamente para tener liquidez y recursos con los que invertir. La medida impulsó a la economía china, pero ha provocado una burbuja, según muestran los datos recopilados por El País, con una inyección equivalente al 12,6% del PIB.

"Es un asunto muy grave. Las burbujas creadas por el exceso de deuda están empeorando y si estallan toda la economía se derrumbaría. Con el exceso de capacidad de varias industrias y la desaceleración, el riesgo es cada vez más alto. Nadie quiere hacerse responsable de esto", señala el profesor de Economía de la Universidad de Qingdao, Yi Xianrong, en El País.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon