Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La economía española seguirá creciendo pero tiene que haber continuidad en las reformas

Bolsamanía Bolsamanía 19/10/2015 virginia.mora@webfg.com
© Proporcionado por Bolsamanía

La economía española va paso a paso y a buen ritmo, hasta el punto de que las perspectivas de crecimiento son mejores que las del resto de países de Europa. No obstante, los analistas de Gesconsult alertan de que todavía no podemos echar las campanas al vuelo, por mucho que las “bases de recuperación sean sólidas”, ya que todavía queda por hacer."Hay que seguir recortando los costes y equilibrando las cuentas públicas" en España, dicen desde Gesconsult“No hemos hecho todos los deberes”, ha dicho David Ardura, subdirector de Gestión de Gesconsult, en una rueda de prensa. Tal y como ha explicado, pese a que creen que habrá “continuidad” en cuanto a la situación económica que viene reflejando España en los últimos meses, lo cierto es que no debemos confiarnos porque las elecciones generales que se celebrarán el 20 de diciembre podrían traer cambios que pueden no ser vistos con buenos ojos.Ardura ha remarcado que existe la “necesidad continuista de mantener las reformas” iniciadas estos años, que podrían verse frenadas por completo tras la cita en las urnas que tendrá lugar a finales de año. El experto de Gesconsult ha alertado de que aún “no hemos hecho todos los deberes”, por lo que no debemos confiarnos pese a que el Fondo Monetario Internacional (FMI) mantenga sus previsiones de crecimiento para España cuando las ha rebajado, por ejemplo, para Alemania.“Hay que seguir recortando los costes, equilibrando las cuentas públicas”, ha dicho Ardura. Precisamente hace unos meses Gesconsult alertaba de la inestabilidad que podría provocar el hecho de que las generales las ganase un partido "económicamente no ortodoxo" como podría ser el caso de Podemos, aunque en esta ocasión no han hablado de ello.El experto, además, ha remarcado que España también tiene que seguir trabajando para lograr más competitividad externa y mayor sostenibilidad. En los últimos años, ha dicho, lo ha logrado haciendo el mismo esfuerzo que Alemaniaa la hora de ajustar los costes laborales, “algo que no han hecho otros como Reino Unido, Italia o Francia”.No se puede perder de vista el futuro, pese a que agencias como Fitch o Standard&Poor’s han subido la calificación crediticia de España. “A pesar de la incertidumbre que generan las elecciones, la economía española genera confianza, hay una macroeconomía detrás que ha pesado”, ha remarcado Alfonso de Gregorio, director de inversiones de Gesconsult.“El país se recupera a un ritmo superior al del resto de Europa, debido a factores como la mayor propensión al consumo o que ha pasado de necesitar financiación a tener capacidad de financiación”, aunque no hay que olvidar las incertidumbres que acechan, ya no sólo las elecciones, sino también la situación de China y Brasil, ha explicado De Gregorio.DEUDA ESPAÑOLA: ¿SÍ O NO?El riesgo político está ahí, y está haciendo que el bono español “cotice con una prima de tipos de interés sobre los italianos”. Según Ardura, el riesgo se ha hecho más patente desde que se presentó la lista única de Junts Pel Sí en Cataluña. Y aunque el resultado del 27S provocó un “estrechamiento del diferencial, seguirá hasta que se celebren las elecciones generales” a finales de diciembre.Es por ello que para los que busquen bonos gubernamentales, Gesconsult recuerda que la deuda de algunos países de la periferia europea sigue representando una oportunidad táctica. Así, “la deuda soberana de Portugal e Italia puede ser una alternativa interesante frente a España”, ha dicho Ardura, ya que permiten obtener una rentabilidad y perfil de riesgo similar al del bono español pero “eliminando el riesgo político”.No hay que perder de vista el futuro pese a que Fitch o Standard&Poor’s hayan subido la calificación crediticia de EspañaPor otro lado, en cuanto al mercado de deuda corporativa, David Ardura ha destacado que “la actuación del BCE, en el actual entorno, mantendrá los tipos bajos en Europa” y que en este contexto “las oportunidades de compra surgen en algunas emisiones corporativas, muy castigadas por la volatilidad de las últimas semanas”.En este sentido, el experto ha resaltado que la volatilidad de los mercados y de las materias primas ha afectado a los bonos corporativos, lo que ha generado oportunidades en compañías con “demostrada solvencia” y que tradicionalmente han cotizado con diferenciales cercanos a la deuda pública española, como por ejemplo Telefónica.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon