Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La explosión en Central Park se debió a fuegos artificiales caseros

Bolsamanía Bolsamanía 04/07/2016 Bolsamanía

Investigadores estadounidenses han apuntado este domingo que la explosión registrada durante la jornada en el Central Park de la localidad de Nueva York se habría debido a "un experimento con fuegos artificiales" que estarían abandonados tras no haber explotado. Un turista de 19 años ha resultado herido de gravedad cuando paseaba con amigos por esta zona de Nueva York. Según testigos, el joven pisó algo que estalló y sufrió heridas de gravedad en el pie izquierdo.

© Proporcionado por Bolsamanía

El subcomisario en Antiterrorismo del Departamento de la Policía de Nueva York, John O'Connell, ha dicho que "no es poco habitual que la gente intente hacer fuegos artificiales caseros de cara al 4 de Julio". Así, la Policía ha dicho que, de forma preliminar, considera que lo ocurrido no tiene vinculación alguna con el terrorismo, según ha informado el diario local The New York Times.

Por su parte, el jefe de la unidad de artificieros de la Policía de Nueva York, Mark Torre, ha negado en todo momento que el paquete de fuegos artificiales se tratara de un acto terrorista, ya que el artefacto no estaba diseñado como un explosivo que se activara al contacto. "No estaba construido específicamente con la intención de herir a alguien", ha añadido Torre en declaraciones a los periodistas.

EXPLOSIÓN TRAS PISAR UNA PIEDRA

El incidente ocurrió en el popular parque muy cerca de la Quinta Avenida y la calle 62, una zona que ahora ha sido cerrada al público para facilitar la investigación. La víctima paseaba junto a dos amigos cuando ocurrió la explosión al pisar una piedra, según ha informado la Policía, que cuenta con el relato de testigos. La explosión pudo escucharse a varias manzanas de distancia.

"Estábamos bajando por las piedras y Connor --la víctima-- estaba unos a menos de dos metros cuando de repente sentí la explosión en la espalda", ha relatado uno de los amigos del chico. "Fue como un disparo en el oído. Me giré y vi que tenía el pie reventado", ha añadido. Las autoridades han señalado que posiblemente la explosión esté relacionada con los fuegos artificiales que se utilizan para las celebraciones del 4 de julio, Día de la Independencia. Además, cerca del lugar hallaron el envoltorio de unos petardos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon