Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La fecha de no retorno en la política española: el 25 de abril

Bolsamanía Bolsamanía 09/04/2016 Bolsamanía

Los partidos políticos apuran sus opciones para intentar tener el papel que cada uno busco en este entramado político que dejaron las pasadas elecciones del pasado mes de diciembre.

El 2 de mayo si no hay más remedio, el Rey convocará el futuro 2 de mayo unas nuevas elecciones si nadie y ningún partido lo remedia. Al día siguiente el BOE confirmaría que el 26 de junio, habría nuevas elecciones. Con todo este baile de fechas y negociaciones, hay otra fecha que parece clave en todo en este entramado de un camino lleno de minas: el 25 de abril, explica El Mundo.

© Proporcionado por Bolsamanía

Con los pactos a tres casi descartados por el gran distanciamiento entre Ciudadanos, Podemos y Podemos, el PP podría tomar la ventaja y entrar en escena con el apoyo o la abstención del PSOE. Si ocurriera la primera de las opciones bastaría solo un día de investidura ya que habría mayoría absoluta. En el segundo de los casos harían falta dos días, puesto que los de Sánchez se abstendrían y harían necesaria una segunda vuelta.

UN ABRIL FRENÉTICO

En este panorama, abril tendría una actividad frenética y no podría haber ni un solo descanso. De haber un candidato en firme, el Rey debería conocer la situación y hacer constancia antes del 25 de abril, una ronda de consultas con los representantes de las fuerzas parlamentarias de menos a mayor. Después de los careos, el monarca haría público cual es el candidato a la investidura.

Durante las pasadas visitas de las fuerzas, los tiempos eran menos exigentes, pero vista la situación actual, las reuniones deberían comprimirse y tener que despacharlos en uno o dos días. Con este panorama, el presidente del Congreso convocaría el pleno de la Cámara, que podría celebrarse el próximo 30 de abril. Como se trata de una sesión en la que no se debaten documentos no es necesario cumplir con las 48 horas que marca el reglamento entre convocatoria y celebración. Basta con dar el tiempo suficiente para que los diputados puedan asistir teniendo en cuenta los desplazamientos de puntos alejados de Madrid.

Si los plazos se cumplen, la primera votación se debería realizar el día 30 y una hipotética segunda vuelta 48 horas después tal y como indica la ley. ¿Habrá acuerdo y podrá haber gobierno antes del 2 de mayo?

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon