Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Guardia Civil desmantela una red de microestafas vía teléfono móvil

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 29/06/2017 Bolsamanía

La Guardia Civil ha detenido a siete personas dentro de la operación “RIKATI”. La organización creaba aplicaciones móviles maliciosas y podrían haber defraudado hasta 300.000 euros.

El modus operandi de dicha aplicación se realizaba por la noche. Se activavan automáticamente las llamadas bajando el sonido del teléfono para no ser detectadas; y las suscripciones a servicios de mensajería “Premium” se realizaban de forma automática sin conocimiento del titular. La Guardia Civil ha acreditado a más de un millón de personas en toda España han sido víctimas de esta estafa masiva.

Según indican las fuerzas del orden, las investigaciones se iniciaron tras detectarse un volumen de tráfico más elevado de lo normal a dos números de tarificación extraordinaria. En dicha investigación se detectó un entramado de empresas dedicadas a la creación de malware, que llevaban realizando estos hechos desde 2013.

© Proporcionado por Bolsamanía

Para captar la atención, los detenidos utilizaban los logos parecidos al de otras más conocidas y lo anunciaban en redes sociales y páginas webs gratuitas por lo que conseguían un alto número de usuarios. "Básicamente existían dos tipos de aplicaciones, unas que realizaban llamadas en modo silencioso a números de teléfono de tarificación adicional (líneas 803X), y otras, que enviaban SMS a líneas de mensajería “Premium”, asegura la Guardia Civil.

A su vez, la Guardia Civil ha habilitad ouna web donde se podrá comprobar, introduciendo el número de teléfono, si ha sido víctima del fraude, facilitando información sobre el alcance del mismo y la forma de poder efectuar

MICROESTAFAS TELEFÓNICAS

Este tipo de hechos tienen su origen en lo que se denomina “Microestafas de telecomunicaciones”, que tienen como objetivo conseguir pequeñas cantidades económicas de miles de víctimas que ante la escasa cuantía del perjuicio sufrido no suelen denunciar los hechos, o cuando denuncian, son tratados como hechos aislados, lo que conlleva que los procedimientos judiciales, en el mejor de los casos, acaben en un juicio por delito leve, lo que se resolvería con multas o leves sanciones; mientras que los estafadores obtienen beneficios millonarios.

Cada vez que un usuario quedaba suscrito y recibía uno de estos mensajes, se les cobraba un importe cercano a 1,50 euros por mensaje. La media de mensajes recibidos era de entre 20 ó 25, lo que el fraude por perjudicado se eleva a unos 30 euros al mes

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon