Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Guardia Civil despliega a un centenar de agentes en Roquetas de Mar por miedo a represalias tras el apuñalamiento de un subsahariano

Bolsamanía Bolsamanía 26/12/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

La Guardia Civil ha desplegado más de cien agentes Roquetas de Mar, con un refuerzo especial de la calle en la que apareció sin vida el cuerpo de un guineano de 42 años. Los hechos se produjeron tras una discusión de tráfico que acabó con un apuñalamiento, según informan fuente locales.Se ha decidido velar por la seguridad de la zona tras registrase varios altercados tras el suceso El refuerzo por parte de los cuerpos de seguridad, se debe a que se espera que haya represalias y se ha decidido velar por la seguridad tras registrase varios altercados tras conocerse el suceso.Así lo ha indicado a los medios el coronel Francisco Jiménez, de la Comandancia de Almería, que según informa la agencia EFE, durante una visita al lugar, vigilado por un dispositivo en el que participan agentes de la provincia y de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil procedentes de Sevilla y Valencia, que en breve recibirán refuerzos de Madrid. Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Almería, Andrés García Lorca, ha asegurado que la situación en el barrio de Cortijos de Marín es de "absoluta normalidad", aunque se mantiene la vigilancia policial ante posibles "rebrotes". Además el subdelegado ha dicho que se mantiene la vigilancia en las viviendas de familias de etnia gitana y que ahora sólo están "pensando en darle sepultura o en repatriar el cadáver del ciudadano de Guinea Bissau".UNA POSIBLE PELEA ENTRE UN INMIGRANTE Y UNA FAMILIA DE ETNIA GITANASegún informa la Agencia EFE, en la calle Valle de Orotava, fue encontrado muerto el guineano, agredido por una o más personas de etnia gitana, según señaló la Subdelegación del Gobierno. Por ello se estableció rápidamente un cordón policial para evitar enfrentamientos entre inmigrantes subsaharianos y los vecinos de este barrio, donde viven muchos gitanos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon