Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La incertidumbre política en España frena a dos de cada cinco inversores extranjeros

Bolsamanía Bolsamanía 14/06/2016 Bolsamanía

La incertidumbre política en España no sólo afecta al propio país, sino también a las decisiones que los países extranjeros puedan tomar. De hecho, dos de cada cinco inversores extranjeros están esperando a que se clarifique el panorama político para hacer sus inversiones. Además, uno de cada cinco inversores cree que el panorama político le afectará negativamente.

El 40,8% de los encuestados identificó la incertidumbre política como el principal factor de riesgo para la inversión en España. Tanto el 40% de las firmas con activos en el país como el 33% de las que no los tiene, han manifestado su voluntad de esperar a la formación de gobierno para la toma de decisiones.

Mientras que uno de cada cinco participantes del estudio cree que el panorama político afectará negativamente a sus inversiones en España, el 25% aseguró que esto no tenía efecto ninguno en sus decisiones de inversión, mientras que el 10% aumentará sus activos en el país debido a esta situación.

PERSPECTIVA ECONÓMICA

Sin embargo, el informe también muestra que el 65,4% de los encuestados tiene una perspectiva positiva de la economía española con respecto a finales de 2016, por lo que el 30,8% espera incrementar sus activos en comparación con el volumen de 2015. Este optimismo es menor que el que reflejan en cuanto al resto de Europa, donde la mitad de los inversores espera incrementar su exposición.

Otro de los factores de riesgo que se han identificado ha sido el regulatorio, con un 24,5%, seguido del económico (22,4%). A pesar de que más del 73% de los encuestados valora positivamente las medidas llevadas a cabo por el Gobierno, las variaciones del sistema impositivo y las diferencias regulatorias entre comunidades autónomas son percibidos como factores negativos.

Las políticas de comunicación de las empresas españolas también han sido peor valoradas por un 30,8% de los inversores en comparación con sus contrapartes europeas, y consideran que podrían mejorar tanto en transparencia como en calidad de los informes.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon