Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La incertidumbre política pasará factura a España y el PIB caerá hasta el 2,6% en 2016, según Barclays

Bolsamanía Bolsamanía 04/03/2016 María Díaz

Este viernes viviremos el segundo trámite en la investidura de Pedro Sánchez como presidente de España. El Parlamento votará de nuevo para dar luz verde o no un Gobierno del PSOE con el apoyo de Ciudadanos (PSOE-Ciudadanos, 130 diputados). Una mayoría parlamentaria simple (más síes que noes) sería suficiente para que el Gobierno salga adelante.

Sin embargo, todos los expertos aseguran que es poco probable que la "coalición" obtenga el apoyo necesario, ya que los dos actores principales - el Partido Popular (PP) con 123 diputados, y Podemos, con 69 parlamentarios - tienen muchos más votos que el PSOE-Ciudadanos y ambos han declarado que van a votar en contra de la medida.

"Si la coalición PSOE-Ciudadanos pierde, todos los partidos políticos tendrían que regresar a la mesa de negociación. El rey Felipe VI puede necesitar otro candidato para tratar de formar un nuevo gobierno", recuerdan los analistas de Barclays.

En directo | Sánchez del PSOE se juega todas sus cartas para ser presidente de Gobierno de España

Una de las preguntas que más se hacen los ciudadanos es qué pasará si este viernes no se forma Gobierno. Lo cierto es que se abrirá un período máximo de dos meses (a partir del 2 de marzo) para que el Parlamento apruebe un nuevo Gobierno. De no hacerlo, se convocarían automáticamente unas nuevas elecciones generales, que tendría lugar cerca de ocho semanas más tarde - posiblemente a finales de junio (coincidiendo así con el referéndum Reino Unido).

En este escenario, Barclays sostiene que "a pesar de que todavía no se descarta la posibilidad de un acuerdo y la aprobación parlamentaria de un Gobierno en minoría, éste ya no es nuestro pronóstico. Ahora creemos que lo más probable es que el país este abocado a unas nuevas elecciones".

Otro potencial escenario que podría evitar otros comicios, según la firma de inversión británica, es que algunos miembros del PP, entre ellos el actual presidente en funciones Mariano Rajoy, renuncien. "La formación de la gaviota se ha relacionado con varios escándalos de corrupción en los últimos meses, lo que hace que sea poco probable que el PP, bajo el liderazgo de Rajoy, pueda formar un gobierno de coalición con otros partidos políticos", dice Barclays que añade que "la salida de Rajoy podría abrir la puerta a una nueva ronda de negociaciones e incluso, posiblemente, un Gobierno de coalición liderado por el PP". En cualquier caso, para estos analistas, "nuevas elecciones, probablemente signifique que algunos dirigentes del PP deban con el fin de que el partido preserve su cómoda ventaja en las encuestas".

© Proporcionado por Bolsamanía

En el lado macroeconómico, para sorpresa de Barclays, no se ha visto ningún débil dato hasta el momento, lo que sería una señal de una desaceleración de la actividad relativa al cuarto trimestre de 2015, cuando la economía española creció un 0,8%.

Por lo tanto, estos expertos consideran que su pronóstico de que el crecimiento se ralentizará hasta el 0,54% en el primer trimestre de 2016, impulsado por una elevada incertidumbre política, se enfrenta a un considerable riesgo al alza.

Sin embargo, Barclays mantiene su opinión de que la incertidumbre política, finalmente, tendrá un peso de la inversión y el consumo, frenando así el crecimiento del PIB hasta el 2,6% en 2016 frente al 3,2% en 2015.

LOS CUATRO ESCENARIOS MANEJADOS POR DEUTSCHE BANK

Deutsche Bank mantiene que las posibilidades de que Pedro Sánchez sea investido presidente son muy bajas. "Nosotros nos reafirmamos en nuestro escenario base de que unas elecciones anticipadas a finales de junio es más que probable, pero unos nuevos comicios, por sí mismos, no sería una solución", añaden los alemanes.

Si se tienen en cuenta las encuestas de intención de voto, el Parlamento permanecería fragmentado. "La firma de inversión señala que no se puede excluir totalmente 'un compromiso temporal' después de una nueva ronda de consultas entre las partes. Sin embargo, incluso si se forma un gobierno, es muy probable que sea inestable", según Deutsche Bank.

En última instancia, la opinión de Deutsche Bank no ha cambiado: la incertidumbre política en España no va a desaparecer y las nuevas elecciones son una cuestión de cuándo y no sí tendrán lugar.

- Escenario 1. Una coalición de centro-izquierda: Pedro Sánchez tendría que convencer de Podemos para que se abstenga, mientras que al mismo tiempo debería obtener el apoyo explícito del PNV, Compromis, IU y Ciudadanos (143 "sí", frente a 142 "no", y a 65 "abstenciones"). Este "cambalache" de cifras parece muy poco probable. Podemos, se ha negado a participar o apoyar indirectamente un Gobierno que incluya a Ciudadanos. Los programas de estas dos formaciones son desde el punto de vista de Deutsche Bank incompatibles, al igual que el apoyo a un referéndum en Cataluña de Podemos con la fuerte oposición a la independencia de Cataluña mostrada por Ciudadanos.

- Escenario 2. Coalición de izquierdas: una unión entre PSOE, Podemos e Izquierda Unida (IU) sólo sumarían 161 escaños, una cifra por debajo de la combinación PP-Ciudadanos con 163 votos. Así que, después ganar el apoyo de Podemos (e IU), Sánchez tendría que: (i) convencer a los catalanes partidos independentistas de CDC y ERC a al menos abstenerse y que (ii) el PNV vote a favor. La probabilidad de que este escenario se dé está disminuyendo. En primer lugar, para el PSOE es más fácil llegar a un acuerdo con Ciudadanos que con Podemos, que ha mostrado muy poca voluntad para lograr el acuerdo. Por otro lado, CDC y ERC hasta ahora han pedido un referéndum de independencia como condición previa. Es probable que el propio PSOE se divida sobre tal condición. Si CDC y ERC cambian sus posturas entonces una coalición sería más factible tal vez.

- Escenario 3. Un acuerdo temporal de último minuto entre el PP, PSOE y Ciudadanos: un cambio de dirigentes en el PP y PSOE podría aumentar la probabilidad que éste tuviera lugar, pero no hay indicios de que Rajoy o Sánchez estén contemplando la idea de "hacerse a un lado".

- Escenario 4. Nuevas elecciones probablemente a finales de junio: una elección a principios de junio es nuestro escenario base. Aunque nuevos comicios, por sí mismos, no sería una solución. Sobre la base de las encuestas de opinión actuales, el Parlamento permanecería fragmentado. Los cambios en el liderazgo podría aumentar la probabilidad de formar un gobierno, pero parece poco probable en el corto plazo. Las encuestas tienden a poner Rajoy en la parte inferior de los índices de aprobación de los líderes.

Estos expertos señalan que no es imposible que una solución temporal se encuentre después del viernes con una nueva ronda de consultas entre las partes. Un elemento clave para controlar los movimientos es la reacción de los votantes en las próximas semanas, en particular, si las encuestas recompensan a los que esperaban un compromiso (por ejemplo, Ciudadanos) y penaliza a quienes asumido una posición intransigente (por ejemplo, Podemos y PP). "Sin embargo, incluso si se forma un Gobierno, es muy probable que sea inestable. El presupuesto anual para 2017 de este otoño sería el obstáculo clave para que éste sobreviva".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon