Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La industria petrolera aprende a cómo vivir por debajo de los 50 dólares

Bolsamanía Bolsamanía 07/02/2016 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Cada dólar, cada libra y cada euro cuentan para la industria petrolera. Los ejecutivos de la industria dan por hecho que en 2016 no habrá margen y ya conviven con la idea de que el precio del petróleo se sitúe por debajo de los 50 dólares.

Tal y como informan en El País, el desplome del crudo y del gas natural ha dañado seriamente a los grandes del sector petrolero.“El exceso de crudo”, explicaba recientemente John Watson, consejero delegado de Chevron, “hace que los precios caigan y nuestros resultados financieros sufran”.

A finales de 2015, Chevron perdió 3.600 millones de euros de sus cuentas en solo un año. Este batacazo afectó a las ganancias anuales y se quedaron en la cuarta parte. Les salvó, como a ExxonMobil, la primera petrolera mundial por capitalización bursátil, las actividades de refino.

Solo en el último año, ExxonMobil ha caído un 15% en bolsa y ha reducido a la mitad sus beneficios. El golpe, de nuevo, ha sido especialmente considerable en el trimestre final, cuando el barril bajó de la barrera psicológica de los 40 dólares. Esto fue aún peor para ConocoPhillips, la tercera petrolera del mercado estadounidense, que perdió 4.430 millones de dólares en el último ejercicio. Por su parte, la española Repsol perdió 1.200 millones por las previsiones derivadas del abaratamiento del crudo.

LA INDUSTRIA PETROLERA SE AJUSTA

Según informaciones de El País, los resultados también han sido desastrosos en Oriente, donde PetroChina, la tercera empresa más grande del mundo por ventas, ha anunciado un recorte de entre un 60% y un 70% en sus beneficios por el desplome del petróleo y del gas. En Europa las razones son más variadas.

En este contexto, la industria petrolera ha tenido que reducir los gastos de capital, poner en cuarentena el dividendo e intentar mejorar la eficiencia en la exploración y la producción. “Pasará tiempo hasta que el mercado se estabilice; debe haber un reequilibrio de gastos operativos en las petroleras”, señala Dan Yergin, de la consultora especializada IHS. Sin embargo, las agencias de calificación, como Standard & Poor’s han tachado de "insuficientes” estas medidas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon