Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La inflación de Reino Unido se sitúa en el 2,7%, su máximo en cuatro años

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 16/05/2017 Alberto Sanz

La inflación del Reino Unido ha alcanzado su máximo desde septiembre de 2013. El crecimiento anual de los precios al consumidor ha subido al 2,7% en abril desde el 2,3% en marzo, impulsado por las tarifas aéreas más altas. La Oficina de Estadísticas Nacionales británica señaló que el coste de los viajes aéreos aumentó un 18,6% con respecto al mes anterior.

© Proporcionado por Bolsamanía

La inflación subyacente, que elimina elementos volátiles como los alimentos y la energía, también se situó por encima de las previsiones en un 2,4%. El Banco de Inglaterra (BoE) espera que la inflación alcance un pico menor del 3% el próximo año, dependiendo de que el Reino Unido asegure una transición "suave" de Brexit dentro de dos años.

Los responsables políticos del BoE atribuyen casi todo el aumento inflacionario a la caída del valor de la libra desde el voto de Brexit, según recoge Financial Times. Aunque la libra esterlina se ha recuperado fuertemente en las últimas semanas, sigue siendo alrededor del 11% más débil frente al dólar desde la votación de junio.

El precio de la ropa subió al nivel más alto durante seis años, con un aumento del 1,1% entre marzo y abril. El Índice de Precios al por menor (IPC), una medida separada de la inflación que incluye los impuestos municipales y los pagos de intereses hipotecarios, alcanzó el 3,5% el mes pasado, frente al 3,1% de marzo.

Chris Williamson, economista jefe de Markit, valora que "la Semana Santa parece haber jugado un papel importante en empujar la inflación más alto en términos interanuales, empujando las tarifas aéreas en particular". Además, pronostica que "la inflación puede caer de nuevo en mayo, ya que el efecto de los precios más altos de las vacaciones de Semana Santa caerá, pero la depreciación de la libra esterlina desde el referéndum de junio pasado también es claramente un factor significativo, elevando los precios de las importaciones y probablemente agudizando la presión al alza sobre los precios al consumidor en los próximos meses", destaca.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon