Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La inflación en Reino Unido se dispara en febrero hasta el 2,3%, por encima del objetivo del BoE

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 21/03/2017 Noemí Jansana

La inflación en Reino Unido ha superado, por primera vez desde finales de 2013, el objetivo del Banco de Inglaterra (BoE por sus siglas en inglés). El índice de los precios al consumo (IPC) se ha disparado en febrero hasta el 2,3%, por encima del 2,1% que esperaba el consenso de mercado, y más allá también del 2% que fija el banco central.

Es el mayor incremento del IPC en términos anualizados desde septiembre de 2013, y supone un notable salto también desde el 1,8% que la inflación alcanzó en enero, según ha publicado la Oficina Nacional de Estadística. El efecto del Brexit en la libra y el incremento de los precios del petróleo se han dejado notar en los precios y añaden presión sobre el BoE de cara a una subida de tipos.

En este sentido, el organismo monetario decidió el pasado jueves mantener sin cambios los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,25% por una mayoría de ocho votos a uno, después de que Kristin Forbes rompiese la unanimidad en el seno del organismo al votar a favor de subir la tasa en 25 puntos básicos.

Los principales contribuyentes al alza de los precios en el Reino Unido en el segundo mes de 2017 fueron los precios del transporte y, en concreto, de los combustibles fósiles. Por su parte, los precios de los alimentos se incrementaron un 0,3% en los últimos doce meses, rompiendo una racha de 31 meses consecutivos con descensos interanuales de precios, explicó la ONS.

La primera en reaccionar a los datos ha sido la libra, que se había dejado llevar por las ventas tras el anuncio de que el Gobierno enviará la carta a Bruselas informando del inicio de las negociaciones del Brexit el próximo 29 de marzo. Pero después de la publicación del informe de inflación se ha disparado hasta un máximo de tres semanas en los 1,2462 dólares, después de haber encontrado apoyo en los mínimos de febrero, ubicados en los 1,2335 dólares.

¿QUÉ HARÁ EL BOE?

El banco central, por su parte, espera un repunte de los precios hasta el 2,8% en el segundo trimestre de 2017, aunque algunos analistas han aventurado subidas de hasta un 3%, recoge Reuters. "Lo más probable es que la autoridad monetaria mire más allá de subidas puntuales en los precios", señala Chris Williamson, economista de Markit. "Mucho dependerá de cómo se vean de afectados el gasto del consumidor y los salarios este año", añade.

La firma de análisis económico apuesta por un mayor incremento de los precios al consumo ya que las empresas repercuten en los consumidores la subida de los costes de producción. "Los datos recientes de la encuesta PMI muestran que los costes de entrada de las empresas aumentaron a un ritmo no visto desde antes de la crisis financiera mundial, debido principalmente al incremento en la factura de las importaciones como resultado de la debilitada libra. Los mismos datos de la encuesta indican que los precios medios cobrados por bienes y servicios están subiendo a su ritmo más rápido en casi seis años", explica Williamson.

"Dado el reciente repunte de los costes de las empresas, se espera que la inflación se sitúe por encima del 3% para fines de año", aventura el economista de Markit.

© Proporcionado por Bolsamanía © Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon