Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La libra cae en mínimos de dos meses contra el euro y el dólar recibe impulso del PIB

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 26/05/2017 Noemí Jansana

La gran protagonista de la jornada en el mercado de las divisas es la libra, que sufre a causa de la prima de riesgo política que se ceba en Reino Unido, a poco menos de dos semanas de la cita electoral del 8 de junio. La moneda británica se negocia con caídas de entre un 0,5% y un 0,8% contra el dólar y el euro, aunque ha tocado un mínimo de dos semanas en precios cercanos a los 1,2830 dólares y de dos meses en las 0,8735 libras, después de la publicación de la última encuesta de intención de voto en Reino Unido, que muestra como la ventaja de la primera ministra, Theresa May, se ha recortado a solo cinco puntos. El dólar ha recibido un pequeño balón de oxígeno contra algunos rivales tras la caída del 5% en el precio del petróleo que se ha mantenido tras la publicación del Producto Interior Bruto (PIB) de EEUU.

El sondeo electoral de YouGov/Times, que se ha hecho público coincidiendo con la reanudación de la campaña electoral después de la pausa que los partidos acordaron tras el atentado terrorista de Manchester, muestra que el socialdemócrata Jeremy Corbyn ha recortado distancias hasta situarse en un 38% de intención de voto, frente al 43% que tiene ahora May. El apoyo a los Liberal Demócratas y al Ukip se ha incrementado ligeramente, en un 10% y un 4%, respectivamente.

El endurecimiento de la campaña electoral y la evidencia de que la victoria de May no está tan asegurada como hasta ahora se creía, ha provocado una oleada de ventas en la libra, que pone tierra de por medio con el máximo de ocho meses que alcanzó el pasado 18 de mayo, en los 1,3048 dólares. Pero aún se nota más su declive contra el euro, ya que la divisa comunitaria se cambia en su mejor precio desde finales del mes de marzo, por encima de las 0,8700 libras.

La idea de que un holgado triunfo de May, que ampliara los 330 diputados que ostenta en la cámara de los comunes y que le permitiera avanzar con firmeza en las negociaciones con Bruselas sobre el Brexit había mantenido a la divisa apuntalada. Pero queda claro para analistas como Craig Erlam, de Oanda, que “el impulso que ha recibido el Partido Laborista puede llegar a convertir el resultado electoral en una derrota humillante para las líder conservadora y su partido”.

“Las ventas que está sufriendo la libra, sumadas al declive del jueves están poniendo a la divisa en una posición muy incómoda. Es más, la pérdida del nivel de los 1,3000 dólares, predispone al ‘cable' (ibra/dólar) a agudizar sus caídas y proseguir hasta los 1,2800 y los 1,2750 dólares como objetivos alcanzables”, indica el analista de Oanda. Michael Hewson, de CMC Markets, apuesta también por un pullback hasta el área de los 1,2840 dólares, como primer objetivo.

"Las correcciones de corto plazo de las últimas sesiones en el cable nos hacen barajar como escenario más probable una visita a la zona de soporte, antes resistencia, de los aproximadamente 1,2770 y por debajo no podemos descartar, incluso, los 1,27 y los 1,2590. En cualquier caso estamos hablando de una simple fase correctiva (ajuste) tras un rally que llevó al cruce desde los 1,2363 hasta los 1,3047", indica José María Rodríguez, analista de Bolsamanía.

© Proporcionado por Bolsamanía

EL DÓLAR ESPERA LOS DATOS DEL PIB

El dólar, por su parte, ha logrado tomarse un pequeño respiro, aupado por el declive de la libra y de las divisas relacionadas con las materias primas, que han sufrido lo suyo a causa del desplome del petróleo. El dólar canadiense se ha llegado a negociar a 1,3498 dólares canadienses por dólar de los EE.UU., por debajo de un máximo de cinco semanas de 1,3388 dólares canadienses tocado el jueves. El dólar australiano ha llegado a caer un 0,3% a 0,7431 dólares, extendiendo su caída después de ceder un 0,7% el jueves.

Contra el euro, el momentum del ‘billete verde' ha tenido continuidad, y la divisa comunitaria se ha devaluado hasta casi los mínimos semanales en los 1,1160 dólares, después de la publicación de los datos preliminares el PIB estadounidense este viernes, que ha acaparado la atención después de que las últimas actas de la reunión de la Reserva Federal de EEUU (Fed) del mes de mayo revelaran la creciente preocupación entre los miembros del banco central por el avance de la economía, que arroja dudas sobre la senda de los incrementos de tipos. En rango trimestral el avance ha sido mucho mejor de lo esperado, mientras que en términos anualizados ha cumplido con las expectativas.

En otros lugares, el yuan ha extendido sus ganancias este viernes hasta un nuevo récord de tres meses y se ha colocado en el camino de registrar su mejor semana desde mediados del mes de enero. La divisa china se ha llegado a cambiar a un máximo de 6,8500 yuanes por dólar, su mejor precio desde el 16 de febrero, después de que el jueves los bancos estatales acometieran una operación de venta masiva de dólares para apuntalar la moneda.

Y el bitcoin ha cedido casi 500 dólares en algunas casas de cambio, después de catapultarse hasta precios por encima de los 2.700 dólares el jueves. Su precio está estable en torno a los 2.500 dólares.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon