Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La libra celebra con máximos de un mes la decisión de que el Brexit deba someterse a votación parlamentaria

Bolsamanía Bolsamanía 03/11/2016 Noemí Jansana

La libra está bajo el foco. Las noticas que llegan del frente político y que anticipan un aplazamiento del Brexit han disparado la cotización de la divisa que se ha apreciado más de un 1,5% en un abrir y cerrar de ojos y ha superado la resistencia de los 1,2430 dólares, ubicada en los precios de cierre de la sesión del 7 de octubre, cuando protagonizó el "flash-crash". Después del anuncio de la decisión de política monetaria del Bando de Inglaterra (BoE), que ha mantenido los tipos, ha seguido su avance que se ha frenado en las inmediaciones de los 1,2500 dólares.

El anuncio de que el Tribunal Superior de Londres ha emitido una sentencia en contra de que el Gobierno de Theresa May pueda invocar el artículo 50 del Tratado de Lisboa unilateralmente y le obliga a someter sus planes sobre el Brexit a votación parlamentaria, ha abierto las puertas de par en par a los compradores que han celebrado la resolución de la Justicia británica.

El súper jueves de la libra ha empezado antes de lo previsto y la moneda se ha apreciado un 1,5% en un rally de pocos segundos -antes de la decisión del Tribunal había caído a niveles de 1,2293 dólares- , superando la resistencia que analistas como Michael Hewson, de CMC Markets, ubicaban en el precio de los 1,2430 dólares. Así, ha subido hasta máximos de más de un mes -en rango intradiario-, por encima también del precio de cierre de la jornada del pasado 7 de octubre, cuando al libra protagonizó su "flash-crash". Después de conocerse la decisión del Banco de Inglaterra de mantener sin cambios su política monetaria, la libra ha seguido su avance y se encamina a los 1,2500 dólares.

En el cruce Euro/Libra, la reacción ha sido similar, con una apreciación de la libra de cerca del 2% contra la "moneda única", hasta niveles por debajo de los 0,8900 libras. Tras perder el soporte en las 0,8950 libras, en rango intradiario, el euro se ha depreciado hasta niveles por debajo del soporte de las 0,8870 libras. La resistencia sigue marcándola el precio de las 0,9050 libras.

Que la moneda mantenga y extienda sus ganancias dependerá de los detalles que se vayan conociendo sobre cómo se articulará el debate y votación en torno al Brexit en la Cámara de los Comunes del Parlamento. "Una vez quede claro que los parlamentarios aceptan el resultado del referéndum del pasado 23 de junio y que el Brexit sigue adelante, la moneda podría reanudar sus pérdidas", comenta Craig Erlam, analista de Oanda.

EL BOE NO DA PISTAS SOBRE NUEVOS RECORTES DE TIPOS EN EL FUTURO

Como ya se había descontado por el mercado y se esperaba por la mayoría de analistas y operadores, el Banco de Inglaterra (BoE por sus siglas en inglés) ha mantenido intacta su política monetaria tras la reunión del mes de noviembre. En un comunicado, el banco central ha anunciado que la decisión se ha tomado "por unanimidad". En cuanto a la inflación, la entidad mantiene la política monetaria "para cumplir el objetivo de inflación del 2%, de forma que ayude a sostener el crecimiento y el empleo".

El BoE ha reconocido que los resultados de los indicadores de actividad económica y de sentimiento de negocios publicados en los últimos tres meses "se han recuperado de los mínimos que alcanzaron inmediatamente después del referéndum (del Brexit) y que los datos del producto interior bruto (PIB) preliminar del tercer trimestre han superado sus expectativas". "Estos datos sugieren que las previsiones de corto plazo son mejores de lo esperado hace tres meses", ha señalado la entidad.

A diferencia de agosto, el Banco de Inglaterra no ha proporcionado ninguna guía sobre nuevos recortes de tasas y, en cambio, ha elegido enfatizar que 'la política monetaria podría responder... en cualquier dirección".

EL DÓLAR, INDIFERENTE A LA FED

El otro protagonista de la jornada sigue siendo el dólar, cuya operativa sigue dominada por las noticias que llegan del frente electoral en EEUU y del recorte de la ventaja de Donald Trump en las encuestas, a seis días de la cita electoral. El “billete verde” protagonizó una tímida recuperación antes del anuncio del comité de política económica de la Reserva Federal (el FOMC por sus siglas en inglés), pero “la Fed no logró impresionar a nadie”, opina Lien, con lo que la moneda se vio sometida de nuevo bajo presión.

El banco central mantuvo los tipos de interés, con tan sólo dos disensiones en esta ocasión, Esther George y Loretta Mester , que mantuvieron su voto de septiembre y hubieran preferido no posponer más el aumento de los tipos y elevarlos en esta ocasión. Eric Rosengren, que en en la anterior reunión también respaldó elevar el precio del dinero, ha votado esta vez a favor de mantenerlo.

La Fed no hizo mención alguna del tsunami que está recorriendo los mercados -la posible victoria de Trump- y se limitó a declarar que la economía estadounidense está progresando adecuadamente”, comenta Michael Hewson. Al contrario que el año pasado, en fechas similares, evitó expresar abiertamente que la subida de tipos en inminente, “aunque la retirada del comentario acerca de que la inflación se mantendrá baja en el corto plazo parece sugerir que los miembros del FOMC esperan que los precios repunten, dejando así claramente abierta la perspectiva de una subida de tipos en diciembre”.

Con todo, el dólar ha continuado dominado por la incertidumbre de que el desenlace electoral no sea el esperado y ha seguido su depreciación, especialmente contra el yen. En la sesión asiática ha dejado un mínimo de cuatro semanas en los 102,54 yenes, un 0,7% por debajo del precio de la sesión del 2 de noviembre y con pérdidas de un 3% desde sus máximos de la sesión del 28 de octubre, en los 105,530 yenes.

En su cruce contra el euro, el precio ya ha perforado la resistencia de los 1,1120 dólares, dejando un máximo en la sesión de 1,1127 dólares por cada euro. Pero "de momento no puede con esta resistencia ya que ahí se ha frenado en seco", explica José María Rodríguez, analista de Bolsamanía, y añade: “Por encima de los 1,11200 la siguiente zona de resistencia se encuentra en el entorno de los 1,12, por donde pasa la directriz bajista que une los sucesivos máximos decrecientes desde principios de mayo”.

“De todas formas no nos engañemos porque a día de hoy la tendencia en el cruce sigue siendo bajista habida cuenta que los máximos y mínimos decrecientes siguen ahí, intactos”, alerta el experto.

Gráfico Euro/Dólar

Eurusd © Proporcionado por Bolsamanía Eurusd © Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon