Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La libra se deja llevar por la volatilidad, mientras el euro no logra recuperarse

Bolsamanía Bolsamanía 26/10/2016 Noemí Jansana

El euro y la libra operan fuertemente atraídos por los recientes mínimos marcados en la sesión del martes, mientras el dólar se mantiene apuntalado por las perspectivas de la subida de tipos de la Reserva Federal de EEUU (Fed) en diciembre. La gran protagonista del mercado de las divisas vuelve a ser la libra, que sigue gobernada por la incertidumbre en torno al Brexit y la política monetaria, mientras la moneda única trata de mantenerse a flote aferrándose al buen tono de los datos macroeconómicos.

La moneda británica se movió en un amplio rango de un 1,6%, alcanzando mínimos de dos semanas en los 1,2080 dólares -el nivel más bajo visto contra el billete verde desde el flash-crash del 3 de octubre-, para después rebotar hasta precios más allá de los 1,2200 dólares. La causa hay que buscarla enteramente en el testimonio del gobernador del Banco de Inglaterra ante el comité de asuntos económicos de la Cámara de los Lores. Mark Carney exhibió un tono menos moderado que en otras ocasiones y que el mostrado por otros miembros del Banco de Inglaterra (BoE por sus siglas en inglés), que hace presagiar un cambio en la política expansiva que ha llevado a cabo la entidad tras el Brexit.

“Vino a decir que el BoE tendrá en cuenta las decisiones en los tipos de interés y su efecto en sus objetivos sobre el índice de precios al consumo en su reunión del 3 de noviembre y que actualizará sus previsiones de crecimiento e inflación”, explica Michael Hewson, analista de CMC Markets. El experto también cree que “estos comentarios avalaron que no habrá ni un nuevo recorte de tipos de interés ni más estímulos en lo que queda de año”.

Carney confirmó lo que ya se preveía en el mercado, donde las apuestas de que el BoE mueva ficha en noviembre han caído al 20%, y la libra escaló posiciones, gracias al nuevo impulso ofrecido por el gobernador del banco central. “Los operadores del cable (como se conoce al cruce Libra/Dólar en el mercado) necesitaban una excusa para cubrir sus posiciones cortas y la hallaron en los comentarios del gobernador del BoE”, explica Kathy Lien, fundador de BK Asset Management. “Pero seguimos apostando porque haya más ventas en la libra, aunque el rebote se podría extender hasta los 1,2300 dólares”, indica Lien.

Sin embargo, en su cruce contra el dólar, la libra no consigue aguantar por encima de los 1,2200 dólares, fuertemente atraída por los recientes mínimos de dos semanas. “El rebote desde los 1,2080 dólares está perdiendo tracción y necesitamos volver al área de los 1,2770 dólares para que la libra pueda reconquistar el cambio de los 1,2330 dólares”, señala Michael Hewson. “Mucha atención a cualquier rotura por debajo de los 1,2000 dólares ya que puede provocar caídas hasta los niveles del flash-crash”.

EL EURO TAMPOCO DESPEGA

La volatilidad reinante en el mercado también hizo mella en la operativa del euro, que también se movió en un rango decente, de un 0,55%, tratando de aferrarse de nuevo a niveles por encima de los 1,0900 dólares. El cruce cerró la jornada en positivo por primera vez en una semana, pero la sesión dejó también un nuevo mínimo de ocho meses por debajo de los 1,0850 dólares, que mantiene a la “moneda única” presionada.

Los datos de confianza empresarial de Alemania jugaron a favor de las subidas del euro, pero fueron los comentarios del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, lo que llevó el euro hasta los máximos de la sesión. “Los inversores reaccionaron con alivio a que Draghi no insista en que son necesarios mayores estímulos”, señala Kathy Lien. Draghi, en cambio, destacó que la política monetaria está funcionando bien y advirtió que los tipos de interés bajo no salen gratis”.

Pero la divisa europea no ha logrado mantener sus posiciones y retrocede de nuevo hacia la zona de 1,0850. “El Euro/Dólar continúa desplazándose en un rango de precios muy estrecho en las últimas sesiones después de perforar el importante soporte que presentaba en los 1,1910”, explica José María Rodríguez, analista técnico de Bolsamania.

“Da la sensación de que podría experimentar un pequeño rebote en cualquier momento, al menos hacia la zona de los 1,0950 pero lo realmente interesante es que la última corrección le ha llevado a marcar un nuevo mínimo decreciente dando así continuidad a los máximos y mínimos decrecientes de los últimos meses, lo que no es otra cosa que la definición más sencilla de tendencia bajista”, señala el experto. “De hecho tras este potencial rebote no descartamos que intente buscar la base del canal bajista, ahora en los 1,0640”, concluye Rodríguez.

Gráfico Euro/Dólar

Euro/Dólar © Proporcionado por Bolsamanía Euro/Dólar © Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon