Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La libra sufre tras el atentado de Manchester y el euro extiende las recientes ganancias

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 23/05/2017 Noemí Jansana

La aversión al riesgo se ha impuesto en el ánimo de los inversores, que han llevado a la libra a sufrir ventas moderadas después del atentado suicida en Manchester al finalizar un concierto de Ariana Grande. El euro, por su parte, extiende las ganancias impulsadas por las declaraciones del lunes de la canciller alemana, Angela Merkel, sobre que la divisa comunitaria está “demasiado débil”, tras la publicación de la batería de datos macroeconómicos de la Eurozona.

La divisa británica ha sufrido especialmente ante el yen, contra quien ha llegado a depreciarse un 0,5% desde los máximos de la sesión. La caída contra el dólar ha sido mucho más moderada, de un 0,2%, mientras que respecto al euro, la moneda británica añade otro 0,28% a su declive del lunes, que fue de un 0,4%.

“La libra había arrancado la semana de forma decepcionante y el terror desatado la pasada noche en Manchester ha añadido más presión a la moneda, que ha cedido terreno contra sus principales rivales”, apunta Michael Hewson analista de CMC Markets. El experto señala, sin embargo, que las ventas en la moneda se iniciaron el lunes, “especialmente contra el euro” como reacción de los operadores a los últimos sondeos electorales que muestran como el Partido Laborista ha reducido a la mitad su distancia con los conservadores de la primera ministra Theresa May, “como resultado del rechazo provocado entre los pensionistas por el nuevo enfoque sobre la asistencia social y sobre las pensiones del manifiesto conservador publicado la semana pasada”, explica el experto de CMC Markets.

EL EURO SIGUE IMPARABLE

Pero la historia del euro es otra. El avance de la ‘moneda única', en especial contra su rival británica y contra el dólar, se debe en esta ocasión exclusivamente a las palabras de Angela Merkel, sobre el precio de la divisa europea, que considera la canciller germana que está “demasiado débil”. La moneda comunitaria, que cedía terreno el lunes ante el dólar y que alcanzó un mínimo intradiario en los 1,1150 ‘billetes verdes', se disparó hasta nuevos máximos de seis meses en los 1,1265 dólares, subiendo un 0,65% en la sesión.

Con la del lunes, son siete las jornadas que suma el euro en terreno positivo contra su contraparte estadounidense y acumula una subida del 4% en el mismo período. Desde principios de abril, cuando la moneda cotizaba los 1,0581 dólares, el incremento es del 6,5%, unas cifras que dejan claro que estamos ante el auge "más importante del euro en los últimos años", señala Jordan Hiscott, de Ayondo Markets.

Este martes, el tono sigue siendo claramente alcista, más después de que la mayoría de datos macroeconómicos publicados en la Eurozona hayan dado más razones a los operadores para seguir elevando al euro, que ha ampliado levemente su reciente récord hasta los 1,1267 dólares. El Ifo alemán ha dejado unos resultados muy por encima de lo esperado por el consenso de mercado, alcanzando su récord histórico, y la batería de PMIs ha superado también las expectativas, a excepción de los gestores de compras de servicios del mes de abril de la zona euro, cuyo resultado se ha ubicado dos décimas por debajo de lo previsto.

Analistas de Danske Bank explican que el desempeño económico de la zona euro es fundamental para que la divisa compartida mantenga sus recientes ganancias porque “el reciente repunte del euro, entre otros factores, ha sido impulsado por la mejora de la economía de los países de la Unión Monetaria". "El mercado necesitaba esta confirmación adicional de este crecimiento para justificar que se mantengan las recientes ganancias”, señalan estos expertos.

Desde el punto de vista del análisis técnico, analistas consultados señalan que en los gráficos del euro/dólar se aprecian fuertes niveles de sobrecompra, no obstante, técnicamente se dan las condiciones para que se amplíen las ganancias hasta los 1,1300 dólares, máximos de noviembre de 2016. Sin embargo, Hiscott se pregunta si ahora que el euro/dólar se enfrenta a niveles de resistencia importantes, en los 1,1260/80 dólares, "se sostendrá en el tiempo este 'rally".

De superar estos precios "por encima de este resistencia la siguiente la encontramos, en términos de medio plazo, en los máximos de mayo en los 1,16163", apunta José María Rodríguez, analista técnico de Bolsamanía.

No descarta el experto correcciones puntuales en el precio que deben ser entendidas como una "nueva oportunidad para subirse al tren de las compras". El objetivo de subidas en el euro/dólar es, para este analista, los máximos de noviembre. Por el lado de los soportes, el más importante en este momento lo encontramos "en el rango comprendido entre los 1,0980 (por donde pasa la directriz bajista) y los 1,10142", avisa Rodríguez.

© Proporcionado por Bolsamanía © Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon