Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La libra trata de mantenerse a flote tras el inicio del Brexit, mientras el dólar aprovecha su reciente impulso

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 29/03/2017 Noemí Jansana

La operativa de la libra acapara la atención de los inversores mientras Reino Unido se enfrenta a una jornada histórica en la que oficialmente ha activado el artículo 50 del Tratado de Lisboa y da inicio a dos años de negociaciones para materializar su salida de la Unión Europea (UE). Sir Tim Barrow, el representante permanente del Reino Unido ante la UE, ha hecho entrega de la carta firmada por la primera ministra británica, Theresa May, con la que finiquita la relación de 44 años con Bruselas, al presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, a las 13:20, hora española. Después de este solemne momento, la libra remontaba hasta casi los máximos de la sesión, fijados alrededor de los 1,2477 dólares, desde donde ha cedido y trata de aferrarse a los 1,24 dólares.

Horas antes, el nerviosismo de los operadores, que tienen prisa por cubrir sus posiciones ante el miedo de que la divisa caiga presa de las ventas, ha provocado que la moneda haya recalado en mínimos de casi una semana contra el dólar y de ocho días contra el euro durante la sesión asiática. Aunque se ha recuperado, las pérdidas son pronunciadas, de alrededor de un 2% desde los máximos del martes (1,26 dólares).

Sin embargo, los expertos advierten que el rebote de la libra "no tiene nada que ver con un cambio en el sentimiento bajista". Así lo explica Lukman Otunuga, analista de FXTM quien avisa que "la libra esterlina podría avanzar contra el dólar mientras que los operadores se reposicionan", pero subraya que "los bajistas pueden explotar en cualquier momento y dar inicio a una nueva ronda de ventas". "Si la presión a la baja consigue arrastrar el precio por debajo de 1,2400 dólares, hay lugar para más caídas hacia los 1,2300 dólares", avisa Otunuga.

Otros analistas, como la fundadora de BK Asset Management, Kathy Lien, señalan que, a pesar de que hay cierta ansiedad en los mercados, la reciente acción del precio en la libra indica que los operadores tienen claro que "activar el artículo 50 es una mera formalidad, ya que nada cambia realmente a partir de hoy". La volatilidad no se ha disparado gracias a que Theresa May anunció de antemano la fecha de este momento clave en la historia de la UE, sin embargo Lien no cree que dada la importancia del evento, este pase desapercibido para la libra.

"Ha habido cierta complacencia alrededor de los movimientos del 'cable' (libra/dólar) en las últimas dos semanas, de hecho el cruce se ha comportado como si el Brexit fuera positivo para la economía, a juzgar por la apreciación de la moneda británica de un 5% -entre mínimos y máximos-", señala Lien. A este hecho ha ayudado la fortaleza exhibida por la economía de Reino Unido y el tono más agresivo en materia de política monetaria mostrado por el Banco de Inglaterra en su última reunión. Aun así, la experta apunta a que el 'cable' "podría reaccionar visceralmente a la baja, a lo largo de la jornada, pero si se quiere aprovechar el momento, la toma de beneficios debe ser también rápida porque se podría revertir de manera inmediata esta situación". Con todo, Lien cree que lo mejor es esperar a que se asiente en mercado ya que el cable "será un cruce muy operado durante los próximos días y este tipo de eventos suelen tener repercusiones que duran semanas".

Lukman Otunuga, analista de FXTM, alerta que el Brexit volverá a revivir los peores momentos para la libra, con la moneda sucumbiendo a las pérdidas después de que se activen las negociaciones. "Esperamos una turbulenta montaña rusa para la divisa de Reino Unido que la llevará, en su cruce contra el dólar hasta su primer nivel de control, en los 1,23 dólares".

Estos "peores momentos" podrían conducir al 'cable' hasta los mínimos de 30 años alcanzados el pasado 16 de enero -sin contar con el flash-crash del pasado 7 de octubre-, por debajo de los 1,20 dólares.

En cuanto al euro/libra, la 'moneda única' se ha apreciado hasta máximos de una semana contra la divisa británica, hasta las 0,8740 libras, dejando las puertas abiertas para mayores ascensos. César Nuez, analista técnico de Bolsamanía indica que desde hace meses que el cruce se viene moviendo en una banda lateral. "El par de divisas se viene sujetando en las inmediaciones de las 0,84 libras y respetando la media de 200 sesiones", apunta, y añade: "Los mínimos crecientes que hemos podido ver desde el mes de diciembre nos hace estar muy atentos de la aparición de una señal de fortaleza que nos invite a pensar en una continuación de las subidas. La resistencia clave del corto plazo se encuentra en los 0,8852 libras". "Atentos a la rotura de este nivel de precios ya que nos invitaría a ver una extensión de las subidas hasta los máximos del pasado año que presenta en las 0,9270 libras", advierte Nuez.

© Proporcionado por Bolsamanía

EL DÓLAR RECUPERA EL TONO

Parte de las pérdidas de la libra se pueden atribuir también al avance del dólar, después de que la confianza del consumidor de marzo superara claramente las previsiones, al dispararse hasta 125,6 desde 116,1, muy por encima del 114 anticipado. Es el mejor dato de la serie de precios desde el año 2000 y los inversores no han dudado en celebrarlo volviendo a las compras en el dólar y demostrando que el ‘rally de Trump' no ha desfallecido del todo.

Así, el ‘billete verde' vuelve a la vida y se recupera desde mínimos de cuatro meses y medio en el índice que mide su desempeño contra una cesta de divisas rivales, hasta casi los 100 puntos, dejando atrás parte del declive que lo llevó hasta los 98,858 puntos a inicios de semana, su peor nivel desde el 11 de noviembre.

El euro ha cedido terreno también, y por ahora ha perdido el nivel de los 1,08 dólares, que ha mantenido desde el pasado 21 de marzo, hasta mínimos de la sesión europea en los 1,0740 dólares. Para Michael Hewson, analista de CMC Markets, “tras la quiebra de este nivel, podríamos asistir a un pullback que lleve al euro/dólar hasta los 1,0680 dólares”. La resistencia a superar ahora se sitúa en los máximos del lunes, en los 1,09 dólares, para continuar con las subidas hasta los 1,10 dólares”.

Analistas también apuntan a que las declaraciones del vicepresidente de la Reserva Federal de EEUU (Fed), Stanley Fischer, que ha señalado que cree que el banco central subirá los tipos dos veces más este año, también han apuntalado a la divisa estadounidense. Dos subidas más "es casi lo correcto", ha apuntado Fischer en una entrevista en la CNBC. De esta manera, el organismo habría subido tres veces los tipos en todo el año. En la reunión del pasado marzo, la Fed dijo que las expectativas eran que los tipos estuvieran sobre 1,25% al final de 2017.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon