Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La liquidez de emergencia del BCE para los bancos griegos cae a mínimos de febrero de 2015

Bolsamanía Bolsamanía 17/11/2016 Europa Press

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha aceptado la petición del Banco de Grecia de reducir en 200 millones de euros la liquidez de emergencia para las entidades del país heleno disponible a través del mecanismo conocido como ELA, que baja así a un tope de 50.900 millones de euros, la cifra más baja desde febrero de 2015, cuando el instituto emisor de la eurozona dejó de aceptar deuda griega en sus operaciones de refinanciación, elegibilidad que restituyó a Grecia en junio de este año.

"En su reunión del 16 de noviembre, el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) no puso ninguna objeción a fijar un limite de 50.900 millones de euros de ELA hasta el 8 de diciembre, tras una solicitud del Banco de Grecia", indicó el banco central griego.

El banco central del país heleno destacó que esta reducción de 200 millones de euros respecto al límite anterior "refleja una mejora en la situación de liquidez de los bancos griegos debido a la reducción de la incertidumbre y a la estabilización del flujo de depósitos del sector privado". De este modo, en lo que va de año la línea de liquidez de emergencia disponible para los bancos griegos se ha reducido a petición del Banco de Grecia en unos 20.600 millones de euros.

Asimismo, la cifra autorizada es un 44% inferior a los 91.000 millones del tope máximo fijado a finales de julio de 2015 por el BCE, después de que las entidades griegas se vieran incluso forzadas a cerrar sus puertas por los problemas de liquidez que atravesaba Grecia en aquel momento en medio de las negociaciones para recibir un tercer rescate y que llevaron al Gobierno heleno a imponer restricciones a la retirada de efectivo.

El BCE autorizó en septiembre de 2015 a los bancos centrales nacionales a hacer pública la prestación de Provisión Urgente de Liquidez (ELA por sus siglas en inglés) a las entidades de sus respectivos países en los casos en que considerasen que dicha comunicación es necesaria. Los bancos centrales del Eurosistema no estaban hasta entonces autorizados a desvelar estas inyecciones de liquidez de emergencia.

BAJA UN 44% DESDE MÁXIMOS

Los bancos griegos se han visto forzados a acudir regularmente a la liquidez de emergencia facilitada por el BCE desde que a principios de febrero de 2015 la institución decidiera dejar de aceptar como garantía la deuda de Grecia en sus operaciones de refinanciación, una medida que abocaba a las entidades del país heleno a recurrir a la ELA a través del banco central nacional y cuyo coste para los bancos es sensiblemente superior al de la liquidez proporcionada por el BCE.

No obstante, el Consejo de Gobierno del BCE decidió volver a aceptar como colateral la deuda de Grecia en sus operaciones desde el pasado 29 de junio, permitiendo así a las entidades griegas financiarse al 0%.

Asimismo, el BCE indicó su disposición a tomar en consideración la compra de deuda soberana de Grecia en el contexto de su programa de adquisición de activos, del que hasta ahora ha quedado fuera Grecia.

A este respecto, el presidente del BCE, Mario Draghi, apuntó el pasado mes de agosto que la institución no puede fijar un calendario acerca de la potencial inclusión en el futuro de los bonos soberanos de Grecia en el programa de compras de activos públicos de la institución (PSPP).

"Una línea de tiempo precisa para la posible compra de instrumentos emitidos o garantizados por Grecia bajo el programa PSPP no puede especificarse en la coyuntura actual", aclaraba entonces el presidente del BCE, Mario Draghi, en respuesta al europarlamentario Dimitrios Papadimoulis.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon