Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La madre de Diana Quer admite ahora que su hija pasó por casa antes de desaparecer

Bolsamanía Bolsamanía 07/09/2016 Bolsamanía

Han pasado más de 18 días desde que Diana Quer desapareciera del municipio coruñés A Pobra do Caramiñal sin dejar ningún rastro. La madre de la joven de 18 años ha negado que su hija pasara por casa para cambiarse de ropa antes de que se le perdiera la pista , hasta este martes, cuando la mujer admitió esa hipótesis ante los investigadores.

Así lo ha confirmado su abogado, Pedro de Bernardo, a varios medios de comunicación. De acuerdo con esta nueva versión, la joven entró en su casa hacia las 03.30 horas de la madrugada y se cambió el pantalón rosa que había llevado esa noche por unos tejanos normales. Todo apunta a que después volvió a salir a la calle, aunque su madre asegura que en ningún momento escuchó nada, recoge El Mundo.

Fuentes relacionadas con las busquedas habían señalado que del análisis de los posicionamientos telefónicos se entendía que pudo haber vuelto a la casa de A Pobra do Caramiñal (A Coruña) en la que veraneaba o al menos estar muy cerca de ella y que su móvil permaneció activo hasta que quedó totalmente apagado, sobre las cuatro de la madrugada, ahora su madre ha admitido la hipótesis y el pantalón rosa que llevo esa noche apareció en su habitación, dando en falta su madre unos tejanos normales.

A la 1:21 horas de esa fatídica madrugada en la que su paradero acabó convirtiéndose en una incógnita que todavía perdura, la madre de Diana, que la había dejado esa noche a las 22.30 horas en el céntrico parque Valle Inclán para que fuese a la romería del Carme dos Pincheiros, le preguntó por teléfono si quería que la recogiese. Entonces la adolescente le contestó que volvería a casa por su cuenta.

A las 2.43 horas, Diana envió un mensaje a un amigo asegurándole que estaba "acojonada", porque alguien le había dicho, "Morena, ven aquí".

© Proporcionado por Bolsamanía

Después del mensaje de la chica, alguien vio de nuevo a Diana en los jardines del parque Valle Inclán y a las 07:30 de la mañana otra mujer asegura haberse encontrado con una chica que era Diana, pero en ese momento iba vestida con un mono negro y no con el pantalón corto de color rosa con el que la muchacha en un inicio había salido y que ahora ha aparecido en su vivienda.

Las distintas jornadas de búsqueda por tierra y aire, en las que también se han empleado perros de rastreo, no han permitido, por el momento, localizar algún indicio sobre el paradero de la joven.

Así, no se ha encontrado su teléfono móvil, que permanece apagado desde su desaparición, ninguna prenda de ropa o señales de forcejeo o lucha en el camino de Diana Quer.

El pasado jueves se conocó que la madre de Diana perdía la custodia de su otra hija, presumiblemente por causas ajenas al caso. Ahora, tras diversos días sin la joven se hace necesario una nueva declaración de su progenitora, pues fue la persona que descubrió que no había regresado a su domicilio en la madrugada del lunes, 22 de agosto.

Diana López-Pinel emitió una carta para expresar "desde lo más hondo" de su corazón la "tristeza", "angustia y sufrimiento" que siente por la desaparición de su hija. "Estoy bastante hundida, triste y destrozada", subraya. Y elude responder a las palabras de su ex marido que este jueves dijo que la retirada de la custodia de la menor, "desgraciadamente", llegaba "muy tarde".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon