Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La NBA: el siguiente paso de un éxito en la gestión deportiva

Bolsamanía Bolsamanía 17/04/2016 Alberto Sanz

Se ha terminado la temporada regular del curso baloncestístico 2015/2016 en la NBA, un período marcado por la consagración de Golden State Warriors a golpe de récord y la retirada de una leyenda viva, como es Kobe Bryant.

Solo 16 franquicias de las 30 que forman la liga jugarán los intensos y emocionantes playoffs. El resto de equipos preparan las maletas para no volver hasta octubre, aunque la mayoría de los jugadores, se toman este descanso sabiendo que en todos estos meses les será imposible desconectar. Y es que este verano, las ofertas astronómicas y los sueldos desorbitados, sonarán con mayor fuerza en la mejor liga de baloncesto del mundo.

La culpa de todo esto lo tiene el acuerdo de, aproximadamente, 24.000 millones de dólares que firmó la NBA con las televisiones en 2014 y comenzará a entrar en vigor en octubre de 2016. En concreto, las televisiones implicadas son: Disney (que acapara accionariado de ESPN y ABC) y Turner (TNT). Este acuerdo que ha provocado una gran revolución en la liga, tendrá una duración de nueve años (2016-2025), y provocará que la liga se embolse unos 2.400 millones de dólares anuales en concepto de derechos televisivos.

Para poder valorar la magnitud de la entrada en vigor de este nuevo acuerdo, hasta el momento, Disney pagaba unos 485 millones y Turner unos 445 por temporada y en contratos que termina esta temporada. En las nuevas cifras que se manejan el aumento anual de ingresos será superior al doble y quedará no muy lejos del triple.

¿CÓMO VA A AFECTAR ESTE ACUERDO AL BOLSILLO DE LOS JUGADORES?

Los jugadores de la NBA se caracterizan por tener ‘el estómago muy grande’, esto quiere decir, que cuanto ‘mayor sea el pastel’ más difícil será saciar sus ‘bocas’. Por ello, el contrato televisivo afectará directamente en los beneficios de los protagonistas de esta liga.

© Proporcionado por Bolsamanía

Esto se debe a un concepto acordado llamado BRI (Basketball Related Income), una partida de los ingresos de la NBA generados por la venta de entradas, derechos televisivos y hasta explotación de parkings o palcos de lujo y venta de bebidas en los pabellones. En el que el último acuerdo que firmaron los dirigentes de la liga y el sindicato de los jugadores, acordaron repartirse el 50% de este BRI entre ambas partes.

¿CUÁL SERA LA REPERCUSIÓN EN LAS FRANQUICIAS DE LA NBA?

Los equipos también verán como cambia su modelo de negocio en muchos ámbitos pero, sobre todo, a través de la variación del límite salarial. Este concepto, es un techo sobre el gasto que los equipos destinan a pagar a sus jugadores, que ayuda a mantener la igualdad en la competición, ya que con independencia del poder económico todos pueden invertir como máximo la misma cantidad.

En 2015-16 este mínimo se situaba en los 67 millones de dólares por equipo, y con este acuerdo se disparará definitivamente a partir de la temporada 2016-17, para la que ya espera una cifra en torno a los 89 millones de dólares. En decir, dentro de un año los equipos tendrán unos 23 millones más de dólares para distribuir su gasto anual en salarios. Teniendo en cuenta que los equipos pueden gastar más en salarios a través de acuerdos con la liga y mediante el pago de la tasa de lujo, que es como se conoce a la sanción por superar al límite salarial.

Y a través de estas nuevas condiciones, los equipos decidirán si repartir este nuevo margen entre su equipo o invertirlo en una megaestrella. Un hecho que puede pasar este verano, ya que dos de los mejores jugadores de la liga, como Kevin Durant y Lebron James, terminan su contrato esta temporada y aspiran a hacer caja con este nuevo contrato. Este último, ganó la pasada temporada 20,6 millones de dólares y busca incrementar esta cifra. También, Pau Gasol forma parte de esta afortunada lista conocida como ‘agentes libres’ que pueden negociar de forma independiente su contrato este año.

¿LA TELEVISIÓN ES EL ÚNICO GRAN INGRESO DE LA NBA?

La cifra de 24.000 millones de dólares por nueve años parece insuperable pero, el ‘pastel’ se engorda por más lados. Según un informe del prestigioso IEG Research, la NBA ganó en la temporada 2014/15 una cifra total de 739 millones de dólares en concepto de patrocinio, lo que supone un aumento del 8`9% respecto al curso previo.

Según dicho informe, la cervecera Anheuser-Busch, es la marca más activa y la que más dinero invirtió alcanzando acuerdos con el 81% de las franquicias. Otra marca que asocia su nombre a la liga es State Farm, con presencia en siete de cada diez, y la bebida isotónica Gatorade, con un 68% de equipos patrocinados. Marcas deportivas Spalding, otras del sector de la automoción (Kia Motors), o los eternos rivales Coca Cola y Pepsi Cola, aparecen también dentro de los principales sponsors NBA.

Pero, la otra gran baza de la liga a nivel de ingresos es el merchandising. Y aquí la NBA ha logrado un nuevo acuerdo de cerca de 1.000 millones de dólares con la multinacional Nike para que se convierta en su nuevo proveedor exclusivo de uniformes durante ocho años, aunque este contrato entrará en vigor en la temporada 2017-2018. Para conseguir el acuerdocon la NBA la compañía afincada en Portland deberá pagar la friolera de125 millones al año, un 245% más de lo que venía desembolsando Adidas durante los últimos 11 años, proveedor hasta ahora de la liga.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon