Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La negociación de la estiba, 'en vía muerta' tras una propuesta de la patronal "imposible" para sindicatos

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 23/03/2017 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

La negociación entre los sindicatos de estibadores y la patronal Anesco sobre los aspectos laborales de la reforma del sector que promueve el Gobierno ha entrado en 'vía muerta' este jueves, tras presentar la organización empresarial una propuesta que, según los representantes de los trabajadores, "imposibilita el acuerdo" porque "choca frontalmente" con el objetivo del mantenimiento del empleo. Anesco sugiere recortar el número de estibadores con prejubilaciones forzosas y bajas voluntarias.

Así lo ha indicado al término de la reunión, de apenas hora y media de duración, el dirigente de Coordinadora de Trabajadores del Mar, Antolín Goya, quien ha indicado que las empresas les habían planteado "cambiar prácticamente todo el convenio colectivo y las actuales condiciones laborales del sector". Para el dirigente de los estibadores, "el Gobierno, al asegurar que no se puede garantizar por ley la subrogación de los trabajadores, ha dado una oportunidad de oro a las empresas", que dicen que "sólo si los sindicatos cumplen lo que proponen, plantearán si subrogan o no a los estibadores".

No obstante, para los sindicatos, la propuesta de la patronal "pone de manifiesto" lo que ellos vienen defendiendo, la necesidad de garantizar por ley el empleo del sector. Por ello, ha insistido en solicitar al Gobierno que "si de verdad quiere garantizar el empleo, que diga cómo lo va a hacer", "Las empresas ya lo han hecho", ha remaracado de forma irónica Goya.

Por su parte, el director gerente de Anesco, Pedro García, se ha limitado a indicar que con su propuesta, las empresas sólo buscan garantizarse "la dirección y organización efectiva de sus trabajos". La patronal ha pedido ajustar el colectivo de estibadores, actualmente de 6.150 trabajadores, para "adecuarlo a las necesidades" de cada puerto, acometiendo para ello un ajuste mediante prejubilaciones forzosas, bajas voluntarias y las iniciativas que fueran necesarias, que estarán "sufragadas por el Estado", dado que demanda ayudas públicas para quienes se vean afectados por estas "medidas extintivas".

En cuanto a las medidas planteadas por las empresas, los sindicatos aseguran que se traducen en una "disponibilidad plena de los estibadores, la posibilidad de que cambien o compartan tareas, un descenso del 30% en los costes y alteraciones en los regímenes de descanso". De esta forma, la reunión ha concluido sin acuerdo, pese a que el pacto es necesario para permitir al Gobierno desbloquear la aprobación en el Congreso de los Diputados del nuevo régimen legal de esta actividad, para que cumpla con la normativa europea y evitar una sanción de la UE.

TERCERA PROPUESTA DE LA SEMANA

Además, lejos de avanzar hacia el acuerdo y a pesar de la urgencia del Gobierno por culminar la reforma, las negociaciones sobre la reconversión del colectivo dedicado a cargar y descargar mercancías de los barcos en los puertos se complican aún más. La propuesta planteada por la patronal es la tercera que se pone sobre la mesa de negociación en una semana, tras la presentada por el Gobierno el pasado miércoles día 15 y la realizada por los sindicatos de estibadores este martes día 21.

A pesar del desencuentro, las dos partes han convenido en reunirse de nuevo la próxima semana, un encuentro al que esperan que acuda de nuevo el Gobierno, que no estuvo presente en la reunión de este jueves, dado que se iba a centrar en aspectos bilaterales entre empresas y trabajadores.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon