Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La nostalgia por el marco llega a Alemania por una moneda de 5 euros

Bolsamanía Bolsamanía 25/04/2016 Bolsamanía

La edición limitada de una moneda de cinco euros emitida por el Bundesbank alemán ha desatado una profunda nostalgia entre los alemanes por el marco. De hecho, esta moneda de nuevo cuño se parece al antiguo marco. Muchas personas han guardado una hora de fila para hacerse con esa moneda.

La antigua moneda de cinco marcos era la favorita de los hogares hasta que la divisa nacional fue reemplazada por el euro en 2002, tal y como informa Reuters España.

De hecho, esta semana, las prisas por hacerse con la moneda de cinco euros, llevó a algunas personas a guardar casi una hora de cola en la oficina del Bundesbank en Berlín, coincidiendo con la apatía entre los conservadores hacia el guardián del euro: el Banco Central Europeo.

"El euro es, de momento, bueno para nuestra economía exportadora", dijo Joerg Mueller mientras esperaba. "Pero nos preocupan los países del sur de Europa. Italia está hasta arriba de deuda y Francia no está mucho mejor".

Muchos alemanes eran reacios a renunciar al marco, que simbolizaba la recuperación económica alemana en la postguerra. El Bundesbank estima que 12.900 millones de marcos (valorados en 6.600 millones de euros) seguían guardados en los hogares a finales de 2015. Pueden cambiarse por euros en cualquier momento.

© Proporcionado por Bolsamanía

¿POR QUÉ SE PARECE AL MARCO?

Apodada "Planeta tierra", la nueva moneda de euro contiene una foto del mundo y el cosmos por un lado, y un gran águila, como la del antiguo marco, conocido popularmente como "Heiermann".

"Alemania vuelve a tener su Heiermann" escribió Manager Magazin, recordando con cariño cuando los alemanes usaban las monedas de cinco marcos para comprar tabaco de máquinas expendedoras o las apartaban para ahorrar para las vacaciones.

Esa tendencia al ahorro está en la base del descontento entre los conservadores de la canciller Angela Merkel con la política de bajos tipos de interés del BCE, al que acusan de crear un "agujero" en la economía de los ahorradores, al caer los intereses.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon