Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La OCDE lanza su plan definitivo contra la evasión fiscal de las multinacionales

Bolsamanía Bolsamanía 05/10/2015
© Proporcionado por Bolsamanía

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha presentado este lunes el paquete definitivo de medidas para llevar a cabo una reforma "integral, coherente y coordinada" de la normativa tributaria internacional que permita frenar la evasión fiscal por parte de empresas multinacionales.La normativa ayudará a los Estados a evitar que los beneficios de las empresas se trasladen a jurisdicciones de baja o nula tributaciónEl Proyecto OCDE/G20 de lucha contra la erosión de la base imponible y el traslado de beneficios (BEPS por sus siglas en Inglés) se compone de 15 medidas y será discutido por los ministros de Finanzas del G20 en su reunión del 8 de octubre en Lima (Perú).El documento dota a los distintos estados de soluciones para limitar los "vacíos normativos" existentes a nivel internacional que permiten que los beneficios de las empresas "desaparezcan" o sean trasladados artificialmente hacia jurisdicciones de baja o nula tributación, en las que se desarrolla una escasa o inexistente actividad económica.Las estimaciones más prudentes indican que estas prácticas se traducen en unas pérdidas globales de recaudación en el ámbito del Impuesto de Sociedades de entre el 4% y el 10%, es decir, de entre 100.000 y 240.000 millones de dólares (89.193 y 214.062 millones de euros) al año.En este sentido, la OCDE incide en que en el caso de los países en vías de desarrollo el impacto potencial es particularmente mayor, dado que su dependencia en la recaudación por este impuesto es generalmente más alta. "La erosión de la base imponible y el traslado de beneficios no sólo afecta a todos los países en el ámbito económico, sino que se convierte además en un asunto de confianza", afirmó el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría.En esta línea, ha denunciado que estas prácticas están privando a los países de "preciados recursos para hacer despegar el crecimiento, abordar los efectos de la crisis económica global y crear más y mejores oportunidades para todos". "Pero por encima de esto, BEPS ha erosionado la confianza de los ciudadanos en la imparcialidad del sistema tributario mundial", agregó.Por ello, ha defendido que las medidas presentadas este lunes representan los cambios "más fundamentales" en las normas fiscales en casi un siglo, ya que pondrán fin a la doble no imposición y facilitarán una mejor alineación de la fiscalidad con la actividad económica y la creación de valor. "Cuando estas medidas sean implementadas en su totalidad, las estrategias de planificación tributaria inspiradas en BEPS resultarán ineficientes", ha afirmado.PAQUETE DE MEDIDASEl paquete definitivo de medidas BEPS incluye nuevos estándares mínimos que establecen requisitos sobre los "informes país por país" que, por primera vez, brindarán a las administraciones tributarias una visión global de las operaciones de las empresas multinacionales.Además, también marcan requisitos en torno a la prevención del abuso de los tratados para erradicar el uso de sociedades "canalizadoras de inversiones"; la limitación a las prácticas tributarias perniciosas, principalmente en el ámbito de la propiedad intelectual y mediante el intercambio automático de ciertas determinaciones o acuerdos entre la administración y el contribuyente; y procedimientos de acuerdo mutuo efectivos, con el fin de garantizar que la lucha contra la doble no imposición no genere situaciones de doble imposición.La implementación de estas nuevas medidas debe realizarse a través de modificaciones de las normas de derecho internoEl paquete analiza también las directrices relativas a la aplicación de las normas de precios de transferencia encaminadas a impedir que los contribuyentes recurran a ciertas entidades, como son las denominadas cash boxes, establecidas en países de baja o nula tributación, que sirven para evitar impuestos sobre sus beneficios.En esta línea, redefine el concepto clave de "establecimiento permanente" para poner fin al uso de acuerdos que impiden determinar la existencia de una presencia fiscalmente imponible en un determinado país por remitirse a una definición obsoleta.El paquete BEPS proporciona a los gobiernos una serie de medidas nuevas cuya implementación debe realizarse a través de modificaciones de las normas de derecho interno, incluyendo normas fortalecidas sobre Compañías Foráneas Controladas (CFC), un enfoque común para limitar la erosión de las bases imponibles mediante la deducibilidad de intereses y nuevas normas para neutralizar los mecanismos híbridos, que pueden producir la doble no imposición a través de complejos instrumentos financieros.Cerca de 90 países han aunado esfuerzos y trabajan conjuntamente en el desarrollo de un instrumento multilateral capaz de incorporar las medidas a la red de convenios bilaterales en vigor. Este instrumento podrá ser firmado por todos los países interesados en 2016.La aprobación de las medidas BEPS es fruto de un intenso procedimiento de consulta de dos años, desarrollado con la más absoluta transparencia, en el que han participado los países miembro de la OCDE, del G20, y países en desarrollo así como otras partes interesadas pertenecientes a la comunidad empresarial, organizaciones de trabajadores, círculos académicos y organizaciones de la sociedad civil.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon