Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La OCU se querella contra Ángel Ron y PwC por "falsedad contable y estafa a los inversores" con Banco Popular

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 12/06/2017 Alberto Sanz

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha presentando ante la Audiencia Nacional una querella que se dirige contra los antiguos administradores del Banco responsables de la última ampliación de capital en 2016 y la auditora Pricewaterhousecooper, a los que acusa de "los presuntos delitos de falsedad contable y estafa a los inversores".

Esta acción judicial de la OCU es la primera de las acciones en defensa de los pequeños inversores y los accionistas minoritarios que emprende la organización tras la intervención y posterior venta al Banco de Santander. Desde la organización consideran que "los miembros del Consejo de Administración han ido tomando sus decisiones menospreciando a los accionistas minoritarios que en ningún caso han podido hacer oír su voz. Estos han invertido en acciones del Banco Popular por confiar en una información auditada, pública y supervisada", indica en un comunicado publicado en su página web.

La inversión en las acciones de Popular se han realizado "en una información auditada, pública y supervisada", afirma la OCU". Unos datos que consideran que se ha demostrado que estaba muy alejada de la realidad, ya que incluso hace un mes se cifraba el valor patrimonial de la entidad en 10.777 millones, según documentos registrados en la CNMV. La OCU recuerda que la entidad estaba supervisada por el Banco de España y sus cuentas auditadas de forma independiente.

© Proporcionado por Bolsamanía

La querella que se presenta ante la Audiencia Nacional se presenta porque "es preciso garantizar y defender los intereses de los miles de inversores y accionistas minoritarios del Popular que se han visto gravemente perjudicados por la completa pérdida de valor de los títulos y depurar las responsabilidades", señala la OCU.

Además la Organización de Consumidores y Usuarios considera que "en un contexto de abusos bancarios continuos y con escándalos financieros masivos que han afectado a millones de consumidores, desde las preferentes y acciones de Bankia a las cláusulas suelo, el perjuicio causado a los accionistas por el Popular resulta inaceptable", valoran.

INVIRTIERON PORQUE LAS CUENTAS "NO ERAN REALES"

La querella de la OCU se ha presentado en representación de más de 305.000 clientes que resultaron afectados en la última ampliación de capital del Banco Popular, en la que se aportaron unas cuentas que "no eran reales", motivo por el cual los consumidores invirtieron, ha añadido la portavoz de la OCU, Ileana Izverniceanu,

En su opinión, los responsables de esto serían los directivos del banco en la etapa anterior a la entrada de Emilio Saracho, quien se puso al frente de la entidad en diciembre de 2016 y estuvo hasta la quiebra el pasado 7 de junio.

Además, Izverniceanu señala a los organismos reguladores como el Banco de España o la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y "por supuesto el Ministerio de Economía; habrá que preguntarle al señor Luis de Guindos, que decía que el Banco Popular era solvente, qué ha ocurrido en dos semanas".

SARACHO SE VENDÍA COMO "EL CRISTIANO O EL MESSI DE LA BANCA"

El abogado Felipe Izquierdo es uno de los perjudicados por la quiebra de la entidad. "Me siento estafado. Compré acciones después de la dimisión de Ron y con la entrada de Saracho, que se nos vendía como un Cristiano Ronaldo o un Messi de la banca", ha subrayado en declaraciones a los medios de comunicación.

Izquierdo, que invirtió 20.000 euros y asegura que tiene "esperanzas" de recuperarlos porque este es un "caso de libro" y existe el "precedente de Bankia", ha explicado que la querella se dirige contra Ron y no contra Saracho porque considera que el primero es el "responsable del hundimiento del banco", ya que fue la cúpula que él dirigía la que "presentó las cuentas de 2016".

También opina que en España existe un "problema" con los organismos supervisores. "La CNMV nunca llega a tiempo, ni se la ve ni se la espera. Es un problema de los políticos; tendrían que sentarse para que empiecen a funcionar los órganos reguladores", ha afirmado.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon