Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La próxima burbuja que amenaza el negocio de Banco Santander en EEUU

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 07/12/2016 Marco Collado

La próxima burbuja a la que se enfrenta Banco Santander viene sobre ruedas. Y tiene matrícula estadounidense. Concierne a los préstamos para la compra de coches, un mercado que ha sido una mina de oro para el grupo bancario español durante los últimos años, pero la Reserva Federal (Fed) de Nueva York ya ha avisado del peligro. En el informe publicado el 1 de diciembre, la institución muestra cómo los préstamos ‘subprime' (con alto riesgo de impago) para la adquisición de vehículos han aumentado hasta niveles previos a la crisis.

El mercado estadounidense supuso en 2015 un 13% de los beneficios totales del grupo Santander y dentro de esta división hay un segmento que no ha parado de crecer durante los últimos años: el de los préstamos para automóviles. A través de su filial SCUSA, la entidad presidida por Ana Botín opera en territorio americano vendiendo con préstamos ‘subprime', y según las últimas informaciones de la empresa, parece que comienza a reflejar problemas.

El pasado 23 de septiembre, los accionistas de la filial se despertaban con la noticia de que la compañía necesitaba revisar los resultados de los últimos tres años debido a “errores”. Además, Santander Holdings USA, la división estadounidense del grupo, fue el primer banco en suspender los test de estrés realizados por la Reserva Federal por tres años consecutivos.

SANTANDER SE PREPARA PARA AFRONTAR LAS PÉRDIDAS

En los últimos resultados trimestrales, Banco Santander ha elevado su dotación por insolvencias en EEUU hasta los 2.342 millones de euros, un 10% más que hace un año, mientras que el beneficio neto descendió en un 42%. Desde Banco Santander explican a Bolsamanía que este aumento en las provisiones por insolvencias se debe a la caída de los créditos concecidos. En las cuentas correspondientes al tercer trimestre, el total de créditos concedidos a clientes fue de 82.007 millones de euros, lo que supone un aumento del 1,5% con respecto al año anterior y una caída del 1,3% con respecto al segundo trimestre.

En el último informe realizado por JP Morgan, en el que analiza de la situación del banco español, ya avisa de los problemas que puede atravesar el banco por culpa de estos préstamos ‘subprime'. La analista del banco americano, Sofie Peterzens, provisiona para pérdidas 3.300 millones en 2018, dado el riesgo que está asumiendo la entidad embarcándose en préstamos de este tipo.

EL VOLUMEN DE CRÉDITOS ‘SUBPRIME' NO PARA DE CRECER

El número de créditos 'subprime' para automóviles no ha parado de crecer en los últimos años y, según el último informe de la Reserva Federal de Nueva York, han ascendido a su nivel más alto desde 2010.

© Proporcionado por Bolsamanía

De hecho, las prácticas llevadas a cabo por estas empresas, entre ellas SCUSA, han sido comentadas en el show de HBO presentado por John Oliver, donde habla en clave de humor de cómo las empresas entregan créditos indiscriminadamente sin importar la solvencia del prestatario.

A pesar de que la entidad ha reducido considerablemente su cartera de préstamos para automóviles este año, aún mantienen 5.164 millones de dólares en préstamos abiertos, de los que 855 millones están destinados a clientes con la nota crediticia más baja. Por otro lado, a través de su filial Chrysler Capital Loans, los préstamos para coches aumentaron en un 19% con respecto al trimestre anterior.

El vicepresidente de la Fed de Nueva York, Michael Held, comentó en relación al informe que “los impagos están significativamente altos dentro del segmento de mayor riesgo”. Desde 2009, los créditos a prestratarios agrupados en dos peores notas de solvencia se han triplicado y en torno 30.000 millones de dólares han ido a parar a clientes con la peor nota de solvencia.

El informe también muestra cómo se dispara la deuda de los hogares en EEUU, que aumentó hasta los 12,35 billones de dólares, impulsada por los 32.000 millones que añadieron los préstamos para coches.

Además, el aumento de créditos para automóviles en mora preocupa en un entorno donde la economía del país continúa creciendo y dónde los últimos datos de empleo han mostrado un descenso de la tasa de paro hasta el 4,6% durante el mes de noviembre.

Según el propio análisis de los investigadores de la Fed de Nueva York, el comportamiento que está teniendo este sector se parece demasiado al visto en el pico alcanzado entre los años 2007 y 2009. “El empeoramiento de la morosidad en los préstamos ‘subprime' es pronunciado, con un notable incremento durante los últimos años”, destacan los investigadores liderados por Andrew Haughwout.

Alrededor de 6 millones de estadounidenses categorizados como prestatarios ‘subprime' de automóviles o camiones se están retrasando al menos 90 días en el pago de sus cuotas y la Reserva Federal de Nueva York se muestra seriamente preocupada por el futuro de las empresas especializadas en este sector. Con el negocio de Santander en EEUU focalizado principalmente en este sector, las pérdidas generadas pueden ser de suma importancia para la firma y un problema de solvencia de su división estadounidense se presenta como uno de los principales riesgos a tener en cuenta por el banco español en los próximos años.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon