Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La presión bajista se ceba con el petróleo ante los comentarios de la Fed

Bolsamanía Bolsamanía 24/03/2016 Bolsamanía

El precio del barril de Brent, de referencia en Europa, cae un 0,8%, hasta 40,12 dólares, mientras que el de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se deja un 1,6%, hasta 39,17 dólares, sumándose así a las pérdidas después de registrar su mayor derrota diaria en más de un mes a raíz de los datos decepcionantes de inventarios semanales de crudo.

Las pérdidas continúan con la senda marcada una fuerte caída de los precios en la sesión anterior. Un dólar más fuerte sigue manteniendo a raya los precios del petróleo el jueves. "La toma de beneficios en el petróleo se explica por unos inventarios de crudo de Estados Unidos mejores a lo esperado, y un dólar relativamente más fuerte", apuntan los analistas de OCBC a MarketWacth.

La revalorización del dólar hasta situar al cruce en el entorno de 1,11 coincide con comentarios en el seno de la Reserva Federal (Fed) que sugieren un endurecimiento de la política monetaria. El presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, fue el último en unirse a un "coro" creciente de miembros de la Fed que consideran que es hora de que se muevan los tipos.

BRUSCO AUMENTO DE LOS INVENTARIOS

Las caídas se han producido después de que la Administración de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés), dependiente del Departamento de Energía de Estados Unidos, haya publicado los datos semanales de inventarios. Según éstos, las reservas de crudo por parte de las empresas se incrementaron en 9,36 millones de barriles, frente al aumento esperado por los analistas de 2,5 millones.

© Proporcionado por Bolsamanía

Por su parte, los inventarios de destilados reflejan un crecimiento de 917.000 barriles, frente a la caída proyectada de 650.000 barriles. Por el contrario, el dato de reservas de gasolina es de un retroceso de 4,6 millones, y el mercado esperaba un descenso menor, de 2,2 millones.

Hay que tener en cuenta que un aumento de los inventarios supone una presión a la baja sobre los precios, en la medida en que se interpreta que al aumentar las existencias de crudo por parte de las empresas se reduce la demanda a corto plazo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon