Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La reunión privada de Obama con el Dalai Lama provoca la indignación en China

Bolsamanía Bolsamanía 15/06/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

El presidente estadounidense, Barack Obama, recibió este miércoles en la Casa Blanca a Dalai Lama, fuera de cámaras y grabadoras de los periodistas, en un vano intento de evitar las críticas de Pekín. El exiliado líder espiritual de los tibetanos fue recibido por la puerta de atrás y en la Sala de Mapas de la Casa Blanca, no en el Despacho Oval, donde el presidente estadounidense suele recibir a sus visitas.

Es la cuarta visita del Dalai Lama a Obama en la Casa Blanca. Según indica AFP, cada vez el presidente ha intentado limitar las reacciones de China con reuniones a puerta cerrada, debido a que Pekín sostiene que el Dalai Lama es un "lobo con ropa de monje" y suele presionar a mandatarios extranjeros para que no se reúnan con él.

El monje budista de 80 años, oficialmente retirado de la política y en exilio en India desde la insurrección de los tibetanos contra la dominación china en 1959, insta más a una autonomía para el Tíbet que a la independencia formal. En la última visita del Dalaí Lama, en febrero de 2014, la Casa Blanca tuvo la precaución de subrayar que éste era recibido "como un jefe espiritual y cultural respetado internacionalmente", dando a entender que no era invitado como dirigente político. Aquel encuentro fue también cerrado a la prensa.

CHINA HA MOSTRADO SU DESAGRADO CON ESTE ENCUENTRO

China no ha tardado en manifestar su desagrado ante el encuentro. "Hemos tomado nota de las informaciones sobre esta reunión privada", ha declarado en Pekín el portavoz de la diplomacia china, Lu Kang, antes del encuentro en Washington, y ha señalado haber "hecho saber a la parte estadounidense su firme oposición" al mismo, según recoge AFP.

"Si tal encuentro se llevara a cabo, enviaría una mala señal a las fuerzas separatistas que buscan la independencia del Tibet" y "afectará la confianza mutua y la cooperación" con Washington, ha añadido el portavoz de la diplomacia china, en relación a este encuentro.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon