Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La ruptura interna del PSOE: Susana Díaz duda y los barones están intranquilos

Bolsamanía Bolsamanía 09/01/2016 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Parece que la 'rival' interna socialista de Pedro Sánchez, Susana Díaz, no se decide en su posturas tras los comicios generales del 20D que sorprendieron a todos los ciudadanos. Al parecer, la presidenta de la Junta de Andalucía vino con una idea dura al último Comité Federal del partido pero finalmente aceptó suavizarla y volver a su región sin causar más problemas al líder socialista. Sin embargo, y aunque parece que la andaluza sigue pensándoselo, lo cierto es que, según informa El Español, los barones socialistas que apoyan su postura están empezando a inquietarse y fuentes cercanas a ellos aseguran que este paso definitivo de Díaz está tardando en hacerse un hecho: "Ella parece tenerlo claro, pero duda sobre el cuándo y el cómo"."Ella parece tenerlo claro, pero duda sobre el cuándo y el cómo" De todos los barones, lo cierto es que el presidente de Asturias, Javier Fernández, es uno de los más cercanos a Susana Díaz en cuanto a su rechazo a la unión con Podemos para llevar a cabo un Gobierno en España. Cabe destacar además que tanto la andaluza como el asturiano son los únicos presidentes que revalidaron el cargo en las elecciones autonómicas del 2015 y ambos están muy castigados por el patido de Iglesias, lugares donde de hecho gobiernan sin su apoyo. Los socialistas más inquietos serían, según fuentes del partido, Emiliano García-Page, de Castilla-La Mancha; Ximo Puig, de la Comunidad Valenciana;Guillermo Fernández Vara, de Extremadura; y Javier Lambán, de Aragón. Al parecer, todos han apoyado a Díaz en privado pero insisten en que debe dar el siguiente paso."Susana dice que lo tiene claro pero no acaba de decidirse. Puede ser el vértigo de dejar la seguridad de la Junta de Andalucía o que simplemente no cree que haya llegado el momento, pero lo que está claro es que si vamos con Pedro a las elecciones, será un desastre. Y este tren no pasa dos veces", dice una persona del partido.De esta manera, siempre según El Español, si Pedro Sánchez no logra un pacto con el partido de Iglesias, Podemos, el PSOE no descarta retrasarlo hasta que se puedan celebrar nuevas elecciones. Así, si los ciudadanos españoles tienen que volver a las urnas en unas elecciones generales, la ejecutiva de Sánchez organizaría unas primarias a las que Susana Díaz podría presentarse. No es necesario decir que los barones socialistas apuestan por esa opción cuanto antes."Los congresos siempre han salido bien al PSOE y es lo que necesitamos: no sólo un cambio de candidato sino un cambio en el proyecto para volver a ser un partido de mayorías que ahora no somos", dice un dirigente socialista.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon