Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La situación política en España: camino de Bélgica pasando por Dinamarca

Bolsamanía Bolsamanía 12/03/2016 Alberto Sanz

Han pasado más de 80 días desde que se celebraron las elecciones generales en España y todavía no hay gobierno. Tras el rechazo al Rey a presentarse a la investidura por parte del candidato del partido más votado, Mariano Rajoy, y el fracaso en la misma de la segunda opción del regente, Pedro Sánchez, el futuro político del país sigue siendo un gran interrogante para las ciudadanos y para los espectadores externos.

© Proporcionado por Bolsamanía

El rumor de unos nuevos comicios comienza a asentarse en todas las tertulias y algún candidato deberá conseguir los votos necesarios antes del 3 de mayo si quiere evitarlo. Para ello, el rey comenzará a llamar a consultas a los representantes de los grupos del Congreso, como hizo en un primer momento para nombrar a Pedro Sánchez, Felipe VI podría proponer a cualquiera sin límite de intentos, inclusive, podría llegar a proponer a algún candidato alternativo.

No obstante, el monarca no lo hará hasta que el presidente del Congreso le notifique que alguno de los candidatos tiene la seguridad de sacar adelante la investidura.

TRES POSIBLES ALTERNATIVAS PARA NO CONVOCAR NUEVAS ELECCIONES

Los caminos para que algún candidato recabe los apoyos necesarios para ser investido, parecen haberse atisbado en la investidura fallida de Sánchez. El primero de ellos podría ser la gran coalición formada por PSOE-C´s-PP, un hecho que la formación de Albert Rivera ha defendido en varias ocasiones y que, el Partido Popular, parece estar dispuesto solo, si es el encargado de liderar esta coalición, porque considera que le corresponde "al ser el partido más votado".

El PSOE, por su parte, no contempla esta coalición,a priori. Los socialistas buscan sumar el mayor número de apoyos con Ciudadanos, Podemos y partidos con menor peso en el Congreso como, IU y Compromís. Pero, las formaciones de izquierdas, piden al partido que lidera Pedro Sánchez que busque una segunda opción con "una coalición de izquierdas" y negociar una posible abstención de Ciudadanos, para que fuera posible este gobierno.

Por último y, tras fallar en primera ocasión, se podría volver a intentar un gobierno en minoría, como el que han intentado en este primer intento PSOE y Ciudadanos. Este hecho se podría conseguir gracias a una gran abstención. Ahora comienza una nueva etapa, y veremos si facilita el acuerdo para el apoyo o, por otro lado, para la abstención que permita el inicio de la legislatura.

La fecha clave para conocer si España se ve abocada a unas nuevas elecciones, es el día 3 de mayo, si nadie ha conseguido sacar adelante la investidura, el rey disolvería las Cámaras y convocaría nuevas elecciones. Entre la disolución de las Cortes y los nuevos comicios tendrían que pasar 54 días: los españoles volverían a votar el 26 de junio. Y el tiempo seguiría pasando y la formación de gobierno todavía no estaría asegurada pero, ¿este desgobierno es un caso aislado en Europa?

Entre la disolución de las Cortes y los nuevos comicios tendrían que pasar 54 días: los españoles volverían a votar el 26 de junio

PARADA EN DINAMARCA

El proceso de negociaciones es un hecho muy normal en Europa, pero no es fácil, especialmente si la suma de escaños está justa. Por ejemplo, el caso de Dinamarca, que a pesar de que en las últimas de mayo de 2015, en las que el ascenso del partido euroescéptico y anti-inmigración complicó la formación de Gobierno, es un ejemplo de este tipo de gobierno.

Como señala el Presidente de la Asociación de Comunicación Política (ACOP), David Redoli, “en la cultura política danesa está complemente entrenada la "cultura de pactos" que aquí estamos aprendiendo sobre la marcha. Las coaliciones parlamentarias de múltiples formatos e ideologías están a la orden del día en este país”.

Aunque nuestras diferencias entre Dinamarca y España sea evidentes, como señala Redoli, por otra parte “ambos países tiene sistemas parlamentarios (no presidencialistas) donde lo que verdaderamente cuenta son los apoyos que logres en el Parlamento para gobernar”.

LLEGANDO A BÉLGICA

La formación de Gobierno en Bélgica es el ejemplo extremo de hasta dónde se pueden llevar las negociaciones. El país tiene el récord de días con Gobierno en funciones: 589. Es decir, un año y medio desde las elecciones de 2010. El caso es distinto respecto al español al tener dos sistemas de partidos, pero puede dar pistas de qué hacer y qué no.

Con respecto a la similitudes, tanto en Bélgica como en España el rey tiene capacidad política para elegir el orden en que llamar a los líderes, pero no hay reglas escritas. Lo que le salva en Bélgica es la invención de una figura intermedia, el llamado “informador”. Es decir, una figura política de peso no partidista y que no quiera ser primer ministro para explorar las posibilidades de acuerdo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon