Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La sombra del Brexit se traduce en una caída semanal del 1,8% en el Ibex 35

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 07/10/2016 Bolsamanía

Las dudas se han incrementado en las bolsas europeas a medida que pasaba el día, sobre todo tras conocer los datos del Informe de Empleo en Estados Unidos, que han sido peores de lo esperado, y después de una noche “de infarto” provocada por un 'flash crash' en la libra del 6%. La divisa británica ha experimentado fuertes descensos frente al euro y al dólar, mientras que el FTSE británico ha sido el único de los grandes índices europeos en positivo. En España el Ibex 35 ha acabado la jornada con pérdidas del 1,52% hasta los 8.624 puntos, con IAG como el valor más castigado por la libra al desplomarse casi un 6%. En la semana, marcada además por el Brexit, el selectivo español se deja un 1,75%.

Los 'traders' han vivido una noche larga. Y los inversores europeos han despertado en el Viejo Continente con la noticia del 'flash crash' que ha llegado a tumbar la divisa británica un 6%. La debacle se ha producido poco antes de la apertura del Nikkei, cuando una combinación entre titulares sobre el Brexit, ansiedad entre los operadores y “fat fingers” -como se conoce a los errores de los brokers en la jerga del mercado- ha dejado los precios por debajo de los 1,12 dólares en algunas plataformas de trading.

El error ha durado cosa de unos segundos (ver gráfico del euro-libra intradía, a continuación) y la divisa británica enseguida ha remontado hasta los 1,2500 dólares, aunque en el momento del cierre del mercado en Europa se mantiene por debajo de este importante nivel de soporte. “Oficialmente la excusa es que han fallado los algoritmos”, explica el equipo de analistas de Rabobank y añade: “Una explicación que es la nueva y tecnológica versión de ‘fat fingers'”.

© Proporcionado por Bolsamanía

Este brusco movimiento se ha disipado sólo parcialmente, ya que las bolsas europeas han tenido todo el día la mirada puesta en la libra. En el momento del cierre en el Viejo Continente se dejaba un 1,30% en su cruce contra el dólar hasta los 1,245 dólares, mientras que en su cruce contra el euro la caída era mayor, del 1,68% hasta los 1,112 euros. La divisa británica continúa con su corrección mientras los inversores temen un 'Brexit duro' con un impacto que no esté aún totalmente descontado por el mercado. Todos estos ingredientes han provocado un sesgo negativo en la cotización de los mercados asiáticos, donde los índices más importantes han cerrado con leves caídas.

LOS MALOS DATOS DEL INFORME DE EMPLEO

Antes de la apertura de Wall Street el Departamento de Trabajo de Estados Unidos ha publicado el Informe de Empleo, con los puestos de trabajo creados durante el mes de septiembre en la primera economía mundial. El resultado ha sido de 156.000 puestos de trabajo, por debajo de la horquilla de entre 172.000 y 175.000 empleos proyectada por el consenso de analistas.

La tasa de paro ha subido hasta el 5,0% desde el 4,9%, cuando los analistas esperaban que se mantuviera en el 4,9%. Esto se debe, en parte, a que la tasa de participación en el mercado laboral ha subido hasta el 62,9% desde el anterior 62,8%. En positivo, el dato de agosto se ha revisado al alza, hasta 167.000 empleos desde los anteriores 151.000.

La presidenta de la Reserva Federal (Fed) de Cleveland, Loretta Mester, ha asegurado en una entrevista con CNBC tras la publicación de estos datos que el informe "es sólido". Mester fue uno de los tres miembros del Comité (FOMC, por sus siglas en inglés) que ya votó a favor de subir los tipos en la última reunión del banco central presidido por Janet Yellen, que mantiene desde diciembre el 'precio del dinero' entre el 0,25% y el 0,5%.

Estos datos, ha dicho Connor Campbell, analista de Spreadex, han tenido un "gran impacto" y han dejado dos cosas claras: a) que la Reserva Federal no ha encontrado los datos que posiblemente habría necesitado para sentirse cómoda al apretar el gatillo del alza de tipos la semana antes de las elecciones de EEUU; y b) que los inversores han encontrado bandera verde para volver a preocuparse por el 'flash crash' de la noche anterior". La libra, ha dicho, ha "enfermado con el miedo", y ahora todo lo que puede esperar para la semana que viene es que el segundo debate presidencial en EEUU entre Donald Trump y Hillary Clinton del domingo le ayude a "llamar la atención lejos de su propia caída sin fin".

© Proporcionado por Bolsamanía

LA BANCA E IAG, PROTAGONISTAS

La banca española, por su parte, cotizaba con leves descensos en línea con el mercado, aunque ha profundizado en sus pérdidas hasta el punto de que Banco Santander ha acabado con pérdidas del 2,02% y Sabadell con descensos del 2,05%. Sólo CaixaBank ha acabado en positivo, con subidas del 0,59%. Las entidades, como el resto del sector en la Eurozona, habían recuperado los últimos días parte del terreno perdido con el rebote de Deutsche Bank, que preocupa por su maltrecha salud, la multa astronómica a la que se enfrenta en Estados Unidos y su riesgo sistémico.

La entidad germana ha acabado el día con una subida del 0,46%. Su repunte en las últimas sesiones en el parqué de Fráncfort ha permitido un respiro a la banca española, castigada como el resto de competidores de la zona euro por la política ultraexpansiva del Banco Central Europeo (BCE). Una política que no se revertirá pronto. Al menos no el programa de compra de activos, que según las actas publicadas este jueves se extenderá hasta marzo de 2017 y "más allá si es necesario". Algo que ha confirmado el propio Mario Draghi, presidente del BCE, que ha aprovechado este viernes para desmentir los rumores, al decir que seguirán adelante con los estímulos monetarios.

Por su parte, también merece especial mención la caída que ha experimentado IAG, que se ha dejado un 5,97% en el selectivo español, aunque en lo que va de semana las pérdidas se elevan hasta el 12%. El grupo surgió de la fusión de British Airways y de Iberia, que cuelgan ahora de esta matriz junto con Vueling y Aer Lingus, con lo que tiene fuertes intereses en Reino Unido. Es por ello que su caída guarda mucha relación con lo que ocurre en el país, ante las dudas que ha suscitado la posibilidad de que haya un 'Brexit duro' y también por la propia libra.

ANÁLISIS TÉCNICO

José María Rodríguez, analista técnico de Bolsamanía, ha destacado que las "fuertes pérdidas" de este viernes en el Ibex 35 "se han acercado bastante al importante soporte que presenta en los mínimos de hace justo una semana en los 8.543 puntos". Y es que "el único soporte en este momento no puede ser otro que los mínimos de la sesión de 'ida y vuelta' del mercado el pasado viernes".

En opinión del experto, "perforar este nivel (al cierre) dejaría las puertas abiertas a un potencial escenario de continuidad bajista hacia niveles cercanos a los 8.400 puntos. Por arriba, por el lado de las resistencias, la más inmediata la encontramos en los 8.846 puntos y por encima los 9.025 puntos (hueco bajista semanal)".

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon