Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La tensión entre Arabia Saudí e Irán hunde al petróleo: el Brent cae hasta mínimos de julio de 2004

Bolsamanía Bolsamanía 06/01/2016 oscar.gimenez@webfg.com
© Proporcionado por Bolsamanía

El petróleo cae con fuerza este miércoles en una tendencia que parece no tener fin. La escalada de tensión en Oriente Medio con la ruptura de negociaciones entre Irán y Arabia Saudí ha sido interpretada por los inversores como la imposibilidad de que coordinen un recorte de producción. El petróleo ha caído hasta mínimos de 2004, pero remonta con los datos de inventarios en Estados Unidos.En concreto, el petróleo tipo Brent se desploma un 6,4% hacia las 21:25 horas hasta 34,53 dólares y ha caído por debajo de los 35 dólares por primera vez desde julio de 2004. Por su parte, el West Texas retrocede un 5,8% hasta 33,8 dólares en el mercado de materias primas de Nueva York (Nymex).Después de mínimos de 11 años, el crudo ha remontado con los datos de inventarios publicados por la Agencia de Información de Energía (EIA), que refleja una caída de las reservas de las empresas estadounidenses mucho mayor de lo esperado durante la pasada semana. En concreto, las existencias de petróleo por parte de las compañías estadounidenses cayeron en 5,085 millones de barriles, frente al retroceso de 500.000 barriles que proyectaba el consenso de analistas de Reuters, y en contraste con el aumento de 2,6 millones de barriles en la semana anterior.Sin embargo, ha sido un alivio puntual. El crudo ha vuelto a acelerar sus caídas hasta ritmos superiores al 5%.TENSIÓN EN ORIENTE MEDIOEl nuevo desplome del petróleo acumulado desde el lunes se produce tras la tensión entre las dos principales economías árabes, Arabia Saudí e Irán, y dos de los principales socios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).Durante el fin de semana, el Gobierno saudí ejecutó a un clérigo iraní opositor al régimen, Nimr Baquir al-Nimr, líder religioso destacado en Irán, donde se sucedieron protestas que desembocaron en un ataque a la embajada de Arabia Saudí en Teherán. Esto llevó al Ejecutivo a romper relaciones diplomáticas con Irán, algo que hicieron después Bahréin y Sudán, mientras que Emiratos Árabes redujo su presencia en territorio persa.Esta tensión geopolítica motivó el lunes una reacción al alza en el mercado de petróleo, con subidas en torno al 3% hasta que el crudo sufrió un brusco giro para borrar las ganancias y acabar con caídas después de que se publicara una información de la firma de investigación de mercados Gescape que apuntaba a un aumento de los inventarios en Estados Unidos, con un incremento en las reservas de las empresas norteamericanas de 347.000 barriles diarios durante la semana que acabó el 1 de enero.PÁNICO A UN AUMENTO DEL EXCESO DE OFERTASegún estimaciones de la propia OPEP, la oferta supera a la demanda en una cifra de hasta dos millones de barriles diarios. Aunque el cártel ha asegurado repetidamente que la situación de precios bajos no continuarán, los inversores han mostrado escepticismo en torno a esta proyección.Es poco probable que haya un acuerdo entre Irán y Arabia Saudí sobre producción. Además está habiendo un aumento de las reservas de las empresasLa OPEP está compuesta por Arabia Saudí, quien ha liderado la estrategia de incrementar la producción, por Irán, que quiere aumentar las exportaciones cuando se levanten las sanciones internacionales, y por Argelia, Angola, Ecuador, Indonesia, Irak, Kuwait, Libia, Nigeria, Qatar, Emiratos Árabes Unidos y Venezuela.El ministro venezolano de Petróleo, Eugenio del Pino, ha sido el más crítico con la estrategia saudí en las reuniones de Viena llegando a advertir que el crudo podría caer hasta los 20 dólares.El mercado tenía la esperanza de que el aumento de tensión en el seno de la OPEP pudiera en algún momento provocar que Arabia Saudí reculara y pudiera haber una acción coordinada para recortar la producción. Sin embargo, la ruptura de las relaciones entre su Gobierno y el de Irán aleja esta posibilidad. "Es poco probable que haya un acuerdo entre Irán y Arabia Saudí sobre producción. Además está habiendo un aumento de las reservas de las empresas", recuerda Michael Hewson, jefe de estrategia de CMC Markets, en declaraciones a CNBC.Más aún cuando este martes la petrolera estatal Saudí Aramco anunció que iba a rebajar las exportaciones previstas para febrero al noroeste de Europa en 60 centavos de dólar y a la Europa mediterránea en 20 centavos, movimiento que ha sido interpretado como un intento de eliminar la competencia iraní en el viejo continente. Hay que tener en cuenta que antes de las sanciones, según datos de Europa Press, Irán vendía el 16% del petróleo del total que compraba España y el 13% que compraba Italia.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon