Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La tensión política en Brasil puede provocar enfrentamientos en las calles

Bolsamanía Bolsamanía 10/03/2016 Bolsamanía

La división política, los casos de corrupción y algunas decisiones judiciales están aumentando el malestar de la población en Brasil hasta tal que punto que se teme que se produzcan enfrentamientos graves en las calles. La situación se agravó con la investigación del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva por un presunto lavado de dinero.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, salió en defensa de su predecesor tras el "innecesario" traslado forzoso y ha culpado a la oposición de la "crisis política", según informa el diario El País, este domingo se llevarán a cabo manifestaciones en apoyo de Rousseff al mismo tiempo que surgen protestas en contra de Lula y de la situación actual de corrupción, por eso desde el Gobierno de Brasil se teme que se produzca un enfrentamiento ambas formaciones. La presidenta ha señalado que "En el momento en que vivimos, de nuevo, es necesario que insistamos en la importancia de la tolerancia, necesitamos paz".

FISCALES PRESENTAN CARGOS CONTRA LULA

Fiscales del estado de Sao Paulo han presentado cargos contra el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva en el marco de una investigación por lavado de dinero, aumentando la presión sobre el político, que la semana pasada fue interrogado en un caso paralelo sobre corrupción. Investigadores federales reiteraron las acusaciones después de que detuvieran brevemente el pasado viernes a Lula para interrogarlo bajo custodia policial, agravando una crisis política que ha golpeado a su sucesora, la presidenta Dilma Rousseff, señala Notimérica para Europa Press.

© Proporcionado por Bolsamanía

El abogado de Lula ha dicho que los cargos son un intento del fiscal Cássio Roberto Conserino de manchar la reputación del expresidente de Brasil.

UN PUESTO EN EL GOBIERNO

Los cargos presentados contra el exmandatario podrían acelerar los procesos para que Lula acepte un puesto en el Gobierno de Rousseff, en caso de que se lo ofrezcan. Si es designado, Lula sólo podría ser juzgado por el Supremo Tribunal Federal, lo que lo dejaría fuera del alcance del magistrado federal que investiga el caso de sobornos en Petrobras.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon