Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La trágica historia de Diego, el niño de 11 años que se suicidó para no ir al colegio

Bolsamanía Bolsamanía 20/01/2016

El acoso escolar es un asunto cada vez más preocupante, no sólo por las secuelas que deja en los niños, sino por el trágico final que conlleva en algunos casos. Así ocurrió con Diego, un niño de 11 años que se suicidó para no tener que ir más al colegio. No aguantaba lo que tenía que vivir día a día en clase y decidió acabar con su vida.

"Papá, mamá... espero que algún día podáis odiarme un poquito menos. Yo no aguanto ir al colegio y no hay otra manera para no ir"

Pese a las sospechas de sus padres y a las quejas de otras familias, la Policía descartó que se tratase de un caso de 'bullying' y ahora la justicia se dispone a archivar la causa, aunque la familia de Diego sigue intentando que se llegue hasta el final. Su hijo se suicidó el pasado 14 de octubre, tras dejar una nota reveladora explicando los motivos que le habían llevado a tomar esa decisión y despidiéndose de toda su familia. "Papá, mamá... espero que algún día podáis odiarme un poquito menos. Yo no aguanto ir al colegio y no hay otra manera para no ir", decía la carta que dejó Diego guardado en su peluche favorito, a la que llegaron precisamente por las pistas que el niño dejó en una nota: "Mirad en Lucho".

Asimismo, recoge El Mundo, el pequeño también se despidió de su familia:

"Papá, tú me has enseñado a ser buena persona y a cumplir las promesas (...). Mamá, tú me has cuidado muchísimo y me has llevado a muchos sitios (...). Tata, tú has aguantado muchas cosas por mí y por papá (...). Abuelo, tú siempre has sido muy generoso conmigo y te has preocupado por mí...".

© Proporcionado por Bolsamanía La desgarradora historia de este niño ha sido investigada por el Juzgado de Instrucción número 1 de Leganés, que está a punto de archivar la causa. Aunque los padres de Diego piden que no lo haga: "Sólo le pedimos a la magistrada que se ponga en nuestro lugar y que, al menos, investigue hasta el final", ha dicho Carmen, la madre. "En ese colegio están pasando cosas raras y, al menos, hay que investigarlo", ha remarcado su marido, Manuel.La familia insiste en que su hijo fue víctima de 'bullying', aunque desde el centro Nuestra Señora de los Ángeles, del barrio de Villaverde (Madrid), donde estudiaba el pequeño, se han negado a comentar nada al respecto y se han remitido a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, que en su momento abrió una inspección que arrojó resultado negativo.

SOSPECHAS SOBRE EL COLEGIO

Después del suicidio de Diego trascendió el caso de María, alumna del mismo colegio religioso que había intentado suicidarse en 2010

El suicidio ocurrió en Leganés, pero el centro se encuentra en Madrid, por lo que los padres de Diego claman para que no se cierre la causa, sino que se inhiba en favor de Plaza de Castilla y allí se siga investigando. Y es que recuerdan que el colegio se encuentra en el punto de mira por otros casos de 'bullying'.

Precisamente pocos días después del suicidio de Diego trascendió el caso de María, alumna del mismo colegio religioso que había intentado suicidarse en 2010. Según publicó El Mundo, la niña confirmó que "los profesores dejaban que otras niñas me pegaran porque decían que eso me haría más fuerte". En este caso el director del colegio declaró que la niña, que se tragó 14 pastillas y estuvo dos días en la UCI, "manipulaba a sus padres".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon