Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Unión Europea quiere empezar a negociar 'cuanto antes' la salida de Reino Unido

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 25/06/2016 Bolsamanía

Bruselas teme una sacudida política y económica por la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea. En este contexto las instituciones europeas afirman: 'Esperamos empezar a negociar cuanto antes'. No obstante, el Ejecutivo británico no quiere apresurarse.

TEMOR AL ANTIEUROPEÍSMO

© Proporcionado por Bolsamanía

Tal y como informa El País, tras la oleada de recesiones económicas, ahora el principal riesgo en Europa es que el Brexit salpique también a la política. Por todos es sabido que en los últimos meses vienen aflorando en todo el continente populismos extremistas que han trasladado la habitual lucha izquierda-derecha a un un nuevo escenarios: los que son partidarios y detractores del establishment.

El temor en Bruselas, más allá de la incertidumbre en los mercados, es que el Brexit abra una etapa de inestabilidad política con potenciales referéndums en otros países donde el populismo tiene fuerza. “Reino Unido ha elegido el camino de la inestabilidad; el resto de socios europeos no debería seguir esa senda”, afirmó el jefe del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.

Tras conocerse los resultados del referéndum, las turbulencias financieras fueron sobresalientes, con la libra, la banca, la prima y las Bolsas en el centro de las miradas. No obstante, aparte de estos riesgos se teme un contagio político de los eurescépticos que podrían trasladas a todo el continente el precedente británico.

'HAY QUE EVITAR ALARGAR LA INCERTIDUMBRE'

Las principales instituciones salieron este viernes en defensa de la unidad y solidez de Europa y ahora pretenden negociar cuanto antes la salida de Reino Unido “para evitar alargar innecesariamente la incertidumbre”, explicó el jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Sin embargo, David Cameron, que dimitió con efectos postergados hasta octubre, anunció que no enviará la petición formal de negociación hasta ese mes, cuando se nombre a su sucesor. Londres quiere asegurarse el mejor acuerdo posible: mantener el acceso al libre mercado pero restringir la libre circulación de personas. París se niega a hacer la mínima concesión al respecto, pero incluso Berlín, con una aproximación más pragmática, se resiste a las peticiones de Cameron para evitar dar bazas a los Le Pen del continente, explican desde El País.

En los próximos días, tendrán lugar multitud de reuniones previas a la cumbre de la próxima semana, con el objeto de minimizar al máximo las consecuencias. Será difícil, Europa pierde a la segunda economía del bloque, y esa salida deja enormes incertidumbres financieras y políticas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon