Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Universidad de Londres y el MIT descubren una nueva forma de combatir el cáncer

Bolsamanía Bolsamanía 04/03/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

Científicos británicos podrían haber encontrado 'el tendón de Aquiles del cáncer'. Una investigación de la University College de Londres junto con profesionales del MIT han descubierto cómo aprovechar el sistema inmunológico del cuerpo para acabar con células cancerígenas de una forma revolucionaria.

Tal y como expone The Guardian se trata de un descubrimiento histórico en la composición genética de los tumores que puede abrir un nuevo frente en la guerra contra el cáncer, creando potentes terapias que se adapten a pacientes individuales, según han confirmado los científicos del MIT y la Universidad de Londres.

El avance proviene de la investigación sobre la complejidad genética de los cánceres de pulmón y piel, los científicos encontraron que, incluso cuando los tumores crecen y se propagan por todo el cuerpo, llevan con ellos una serie de "banderas" biológicas contra las que el sistema inmunológico puede atacar.

Estas banderas biológicas, que aparecen como proteínas de la superficie, sólo se encuentran en las células cancerosas y proporcionan "objetivos" para nuevas terapias que se basan en el poder del sistema inmunológico para combatir el cáncer.

Los tratamientos que potencian el sistema inmune han demostrado que este avance es una gran promesa contra algunas formas de cáncer, como el melanoma.

Charles Swanton, un experto en la evolución del cáncer, ha dicho que el descubrimiento de las proteínas de la superficie compartidas por todas las células cancerígennas es "talón de Aquiles" de la enfermedad y se tendrá en cuenta en futuras terapias.

El equipo autor del hallazgo encontró, entonces, que los pacientes en su estudio ya habían puesto en marcha reacciones inmunes contra los cánceres. Sin embargo, los ataques eran demasiado débiles para destruir las células malignas.

"Lo que hemos encontrado por primera vez es que los tumores siembran esencialmente las semillas de su propia destrucción. Y que dentro de los tumores, hay células inmunes que reconocen esas banderas que están presentes en todas las células del tumor ", dijo Swanton.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon