Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Lagarde avisa: el crecimiento global en 2016 será decepcionante

Bolsamanía Bolsamanía 30/12/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Las malas previsiones para 2016 se multiplican conforme nos acercamos al final de año, y tras las advertencias lanzadas por diversos economistas ahora ha sido la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, la que ha avisado de que el crecimiento económico mundial será "decepcionante" el año que viene."En muchos países el sector financiero aún tiene debilidades y en los mercados emergentes los riesgos financieros están aumentando"Lo ha hecho en una tribuna para el periódico alemán Handelsblatt que se ha publicado este miércoles. Según recoge Europa Press, en ella Lagarde dice que "en muchos países el sector financiero aún tiene debilidades y en los mercados emergentes los riesgos financieros están aumentando".Y "todo eso significa que el crecimiento mundial será decepcionante y desigual en el 2016", señala la directora del FMI, que también incide en que la baja productividad, el envejecimiento de la población y los efectos de la crisis financiera mundial frenan el crecimiento, lo que ha debilitado las perspectivas a medio plazo.¿A QUÉ PROBLEMAS NOS ENFRENTAMOS?No obstante, no ha sido la única en alertar de lo que debemos esperar en el año que está a punto de empezar. En los últimos días diversos expertos han recordado que hay problemas en las principales economías del mundo como el aumento del coste del endeudamiento en Estados Unidos, la ralentización del crecimiento de China o la recesión en la que está inmerso Brasil.El año empezó con el temor a que la teoría del estancamiento secular se convirtiera en la que mejor explica la evolución de la economía global, y acaba de la misma forma ya que los expertos no esperan un repunte del PIB mundial para el próximo año. Esta teoría fue inicialmente acuñada por Alvin Hansen en 1938, cuando dijo que ante una desaceleración del crecimiento de la población y en un periodo de avances tecnológicos, las empresas no tienen incentivos para invertir en capital físico, lo que provocaría estar ante una economía deprimida.Todo apunta a que la economía global se enfrentará el año que viene a una situación similar a la vivida en 2015A principios de año la máxima responsables de la Reserva Federal estadounidense (Fed por sus siglas en inglés), Janet Yellen, puso el foco del debate académico en esta teoría ante el temor a una ralentización del crecimiento global que finalmente se ha producido, y que según los expertos, persisitirá en 2016.Y es que todo apunta, según los analistas citados por Reuters, a que la economía global se enfrentará el año que viene a una situación similar a la vivida en 2015, un año marcado por un crecimiento reducido al ritmo de las economías desarrolladas ante la desaceleración de los emergentes, y con una baja inflación y tipos de interés reducidos. LO QUE PODEMOS ESPERAR DE LOS MERCADOS...Por su parte, según recoge el informe de EY Global IPO Trends, las perspectivas para 2016 son cautelosamente optimistas en lo que a renta variable se refiere, ya que existen muchas compañías con el deseo de empezar a cotizar, pero también mucha prudencia ante cómo pueden digerir los mercados la subida de tipos de interés de la Fed. Además, recuerdan que EEUU celebrará elecciones presidenciales en el mes de noviembre, lo que puede ser un nuevo foco de incertidumbre, especialmente en el país norteamericano.Las perspectivas para 2016 son cautelosamente optimistas en lo que a renta variable se refiereEn lo referente a la situación económica en Europa, ésta acompaña a realizar más operaciones al contar con bajos precios del petróleo, bajos tipos de interés, una fuerte demanda interna y un euro competitivo. Asimismo, el informe destaca que la diferencia de tipos de interés entre Europa y EEUU en los próximos dos años podría mejorar la posición del continente europeo como destinatario de las salidas a bolsa y atraer a un mayor número de inversores a la renta variable.No obstante, según refleja el estudio, las economías europeas se pueden ver afectadas por la volatilidad causada por la incertidumbre en torno a un número de factores geopolíticos: la situación de Grecia, la potencial salida británica de la Unión Europea, un shock en los mercados emergentes y el terrorismo internacional, entre otros factores.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon