Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las últimas claves sobre la desaparición de Diana Quer

Bolsamanía Bolsamanía 11/09/2016 Bolsamanía

La desaparición de Diana Quer en A Pobra do Caramiñal sigue siendo un misterio. Tras 20 días sin pistas sobre el paradero de la joven, los distintos medios especulan con informaciones que pueden contribuir o no a encontrarla sana y salva.

En las últimas horas, los medios se han hecho eco de distintas informaciones que podrían situar a la joven madrileña en un coche tras pasar por casa a cambiarse de ropa. El teléfono móvil de Diana es clave, antes de que se apagara, un repetidor situó el terminal en la zona de Rianxo, a casi 20 kilómetros de la casa familiar de la chica desaparecida.

En el trayecto recorrido hay cuatro radares de la DGT y también al menos una cámara que habría grabado cientos de matrículas. Las investigaciones se centran ahora en cotejar esos datos. Aunque el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, ha asegurado que es "como buscar una aguja en un pajar".

Además, el director general también ha recordado que el caso se encuentra bajo secreto de sumario y que todas las hipótesis continúan abiertas, “La Guardia Civil no ha abandonado absolutamente ninguna y, mientras no se haya esclarecido el caso, no dejará de seguir investigando”, ha señalado.

Entre esas hipótesis aún abiertas está la de una escapada nocturna en compañía de terceros para prolongar fuera del pueblo la fiesta que para entonces ya había tocado a su fin en la romería de Carmen dos Pincheiros, en Cabío-O Xobre, a dos kilómetros de la casa familiar de Pobra do Caramiñal. Sin embargo, lo que debía haber sido una ausencia de horas por alguna razón se habría truncado.

© Proporcionado por Bolsamanía

¿DIANA SE HABÍA FUGADO OTRAS VECES?

Asimismo, la hipótesis de la fuga voluntaria sigue abierta. Este mismo domingo el diario El Mundo publicaba una información muy relevante de ser cierta. Diana Quer faltaba a menudo a clase, tenía una mala relación con su madre y su hermana y ya se habría fugado de casa en otras ocasiones de forma 'intermitente'.

La última vez, según El Mundo, fue el pasado mes de abril cuando la joven de 18 años estuvo sin dar señales durante tres días. Dentro de estas huídas también era habitual la incomunicación, pues Diana apagaba el móvil para preocupar a su madre. Sin embargo, la madre de Diana jamás denunció esas desapariciones exprés y sí lo hizo el pasado 22 de agosto cuando comprobó que su hija no había dormido en casa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon