Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las 4 claves que hacen tambalear el proyecto de la Unión Europea

Bolsamanía Bolsamanía 27/03/2016 Alberto Sanz

El proyecto común de la Unión Europea (UE) no está pasando por sus mejores momentos. Está organización internacional que buscaba propiciar y acoger la integración y gobernanza en común de los Estados y los pueblos de Europa parece que está viendo debilitada su capacidad de atajar las grandes dificultades que se le están presentando en la actualidad.

Fiel reflejo de ello han sido los atentados de está semana, 31 muertos y 300 heridos en la capital institucional de esta unión, Bruselas. Pero, estos acontecimientos van más allá de la tragedia y la localización, este hecho son tres yihadistas que se inmolan cuatro días después de capturar a su cabecilla de la 'yihad urbana' que campa por Europa, tras 126 días de una intensa búsqueda y alerta terrorista activada. Un terrible suceso en el corazón de Unión Europea, que hace plantearse la debilidades del Tratado de Maastricht que se firmó en 1993.

Pero, este acuerdo aglutina a 28 estados, no se tambalea solo por su problemas de seguridad. La gran oleada de refugiados que, en su mayoría, proviene de la guerra de Siria, están mostrando otra nueva debilidad de Europa para actuar de manera conjunta. Como agravante o consecuencia, ya son muchos países que ven, la salida de esta unión, una mejor manera de enfocar su futuro como estado y, por último, todos estos acontecimientos suceden bajo el marco de mala situación que todavía se resiste a abandonar los bolsillos de los miembros de la Unión Europea.

© Proporcionado por Bolsamanía

Por todo ello, hay que establecer cuatro tareas o claves que hacen peligrar este acuerdo comunitario:

1. EUROPA: OBJETIVO DEL TERRORISMO YIHADISTA

Los atentados de Bruselas del 22-M y los ataques terroristas de París el 13N, ponen de manifiesto los problemas en las políticas de seguridad de la UE, la cooperación entre sus países miembros, su seguimiento de sospechosos y su ineficacia a la hora de atajar la captación de radicales en su territorio.

El afloramiento del Estado Islámico ya no es un acontecimiento que sucede lejos de las fronteras Europa, ahora es un actor importante en la creación de este temido 'monstruo'. Y, parece que la solución de ir a los territorios de Daesh para intentar acabar con esta lacra, no solo es ineficaz, sino que deja al descubierto los operativos de este colectivo terroristas dentro de sus fronteras.

2. REFUGIADOS: SIN CAPACIDAD DE AYUDAR A UNA GRAVE CRISIS HUMANITARIA

En lo que va de año, 143.634 personas llegaron por mar a la UE, según datos de ACNUR. Como cifra orientativa, la UE ha reiterado en varias ocasiones que ofrece apenas 72.000 plazas, independientemente de cuántos sirios sean devueltos.Esto provoca que se busque un acuerdo desesperado con Turquía, para intentar un retorno masivo desde Grecia que, es su gran mayoría donde se encuentran los asentamientos.

Mientras se busca a un acuerdo que deje satisfecho a todos los actores comunitarios y que, los países miembros pongan diferentes condiciones para acoger a los refugiados, miles de familias vagan por territorio europeo en terribles condiciones, esperando una respuesta para poder comenzar una vida lejos de la guerra y el sufrimiento que atormenta a su país.

3. BREXIT Y POPULISMO

Gran Bretaña votará en un referéndum el próximo 23 de junio si quiere permanecer en Europa o, por el contrario, quiere comenzar de nuevo un camino alejado de los acuerdos comunitarios. Reino Unido siempre ha sido celoso de su autonomía de gobierno. Cuando el euro se hizo moneda común en la Unión, Londres mantuvo la libra esterlina. Pero, parece que los acontecimientos que se han vivido en la actualidad, han provocado que un mayor de número de voces británicas reclamen acabar con el acuerdo.

Un actor tan importante como Reino Unido, con peso en la economía y comercio, con influencia sociopolítica, diplomática, cultural, dejaría un hueco difícil de compensar en la UE. No obstante, no son los únicos que meditan su abandono de la Unión Europea, por ejemplo en los Países Bajos, ya son muchos los que comienzan a hacer campaña por la salida de la UE y, esto se debe, al auge de la extrema derecha en el país que incluye este acontecimiento entre sus reclamaciones.

Como esta sucediendo en Holanda, los mensajes populistas están calando muy fuerte dentro de los países miembros. Casos como Polonia, Grecia o Finlandia, entre otros, muestran que la extrema derecha holandesa no es un caso aislado.

4. EL CONTEXTO ECONÓMICO EUROPEO AGRAVA LA FRACTURA

Un claro ejemplo de la delicada situación que vive la economía europea se vivió con el caso griego. Grecia tiene con un PIB de 179.000 millones de euros, y que representa menos del 2% del PIB total de la zona euro, ha traído de cabeza a toda Europa. Una crisis que ha provocado y, que podría volver a provocar, un gran temor entre los mercados por la incertidumbre que genera su situación y el posible impacto que tendría la falta de solución para el resto de la zona euro.

Por otro lado, un hecho más actual que muestra la división que existe dentro de un órgano de gran relevancia para el pacto comunitario como es el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE). Son las críticas del presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, que valora que las medidas anunciadas por la institución, de la que forma parte, no le "convencen" al considerar que fueron "demasiado lejos" en su determinación de alcanzar el objetivo de inflación. Un voz tan relevante que fue una de las que frenaron al BCE en 2011 y 2012 en plena crisis de deuda.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon