Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las bolsas se sobreponen a Italia: el 'no' estaba descontando pero el panorama sigue siendo preocupante

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 05/12/2016 Nieves Amigo

Los mercados europeos han decidido no sucumbir a Italia y cotizan en positivo prácticamente desde primera hora de la mañana. Los analistas auguraban la semana pasada una jornada de menos a más, pero lo cierto es que las bolsas han comenzado el día con recortes muy moderados y han pasado rápidamente a cotizar en verde. El Ibex ha reaccionado tras romper el soporte de los 8.540 puntos y se ha dado la vuelta dibujando una buena figura técnica.

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, ha anunciado su dimisión tras el aplastante triunfo del 'no' (con el 59% de los votos) en el referéndum para la reforma constitucional que se celebró este domingo en Italia.

Por una vez las encuestas acertaron este año y, tal y como se esperaba, ha ganado el 'no' en Italia. Los italianos han decidido que no quieren terminar con el 'perfecto bicameralismo' de su sistema político y Congreso y Senado seguirán teniendo el mismo poder. Éste era uno de los cambios que las reformas impulsadas por Renzi pretendían instaurar. Lo que no se esperaba es que la participación, de casi el 70% (69,30%), fuera tan alta (la más elevada de la historia en una votación de estas características). Los expertos de Barclays ya advertían la semana pasada que, de registrarse una participación superior al 40%, Matteo Renzi dimitiría y además el presidente de la República, Sergio Matterella, aceptaría su dimisión y designaría a otro primer ministro, probablemente Pier Carlo Padoan, actual ministro de Economía y Finanzas, o Pietro Grasso, presidente del Senado.

La alta participación genera también muchas dudas de cara a unas próximas elecciones anticipadas en Italia, que ya todo el mundo da por hecho. Los italianos no está contentos y en este referéndum, además de votar 'no' a las reformas, podrían también haber votado no a Europa, lo cual resulta especialmente peligroso teniendo en cuenta el peso de Italia en la Unión Europea. Los partidos radicales de la oposición, como el Movimiento 5 Estrellas o Forza Nuova, 'se frotan las manos' y ya están pidiendo nuevos comicios. La inestabilidad política en Italia supone un gran problema para Europa, que además se enfrenta en 2017 a dos citas políticas muy importantes: las elecciones francesas (con el temor al triunfo de Marine Le Pen) y las alemanas (donde hay más confianza en que se repita un triunfo de Angela Merkel).

DRAGHI TIENE LA PALABRA

A la hora de predecir lo que iba a ocurrir en los mercados esta semana, los expertos también anticipaban hace unos días que la labor de tranquilizar a los mercados de Mario Draghi debería incrementarse en la reunión de este jueves. Algunos prevén que Draghi ofrezca un discurso especialmente 'dovish' (pesimista) y ya nadie duda de que se extenderá el programa de compra de activos (se prevé que se incremente en seis meses más y que se mantenga sin cambios la cantidad mensual destinada a la compra de activos, de 80.000 millones de euros). Con la reacción de los mercados ya sobre la mesa, habrá que ver si el Banco Central Europeo (BCE) 'guarda algún as bajo la manga' relacionado con Italia o decide 'mantener' las cosas, por el momento. Hasta ahora, Mario Draghi, que ha hablado en varias ocasiones en las últimas jornadas, ha evitado pronunciarse sobre Italia, aunque sí lo ha hecho sobre los populismos y la inestabilidad política que, en general, está afectando a todo el mundo y, por supuesto, a Europa. Este jueves Draghi no tendrá más remedio que contestar las preguntas de los expertos.

© Proporcionado por Bolsamanía

Precisamente porque Draghi interviene este jueves, algunos ya anticipaban unas caídas en los mercados limitadas. Los expertos de Barclays decían la semana pasada que este potencial impacto negativo (que, a priori, no ha sido tal) sólo duraría una jornada que iría de menos (caídas) a más (la sesión terminaría plana). Los expertos de Link Securities advertían que, de producirse una dimisión irreversible de Renzi, "tanto los mercados de renta variable, con los bancos a la cabeza, como los de renta fija y el euro corregirán con fuerza".

Y, de cara a la convocatoria de unas elecciones anticipadas, cabe precisarse que primero los partidos políticos italianos deberán alcanzar un acuerdo para la formación de un Gobierno de transición que termine de modificar la ley electoral. El Gobierno de Renzi aprobó una nueva ley electoral (la denominada Italicum) que sólo es aplicable para la Cámara de Diputados ya que, en la reforma constitucional, el Senado dejaba de ser elegido directamente por los ciudadanos. Ahora, sin esta reforma, la nueva ley tampoco resulta válida.

LOS BANCOS AGUANTAN

Se preveía que los bancos lideraran este lunes los descensos en las bolsas europeas. El sector bancario italiano sufre una situación muy complicada y en los últimos test de estrés sólo suspendió una entidad, la italiana Monte dei Paschi, que precisamente ha aprobado hace una semana una ampliación de capital que es vital para que salga adelante. Eso sí, los expertos ya advertían que, de dimitir Renzi, esta ampliación podría suspenderse, del mismo modo que se suspendería la reestructuración de un sistema bancario que carga con 200.000 millones de euros en préstamos morosos.

El índice italiano es, junto el Ibex, el que peor lo está haciendo en 2016, con caídas que superan el 20%. La evolución de los bancos italianos ha afectado especialmente a las entidades españolas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon