Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las bombillas halógenas se apagan, ¿para ahorro de nuestro bolsillo?

Bolsamanía Bolsamanía 10/09/2016 Jennifer Correas

Desde el 1 de septiembre la Unión Europea ha comenzado a apagar las luces halógenas que iluminan multitud de hogares, al igual que ya lo hizo con las bombillas incandescentes hace cuatro años. Se trata de una medida, enmarcada dentro de la directiva Ecodesign 2009/125/CE, para conseguir un abastecimiento de energía sostenible y la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero. ¿Cuáles son las alternativas que se proponen y qué beneficios tienen? ¿Cuánto ahorran los hogares con la sustitución de estas bombillas?

Esta directiva europea fijó la eliminación de bombillas no eficientes del mercado de manera progresiva entre 2009 y 2016. Así, “las primeras bombillas en retirarse fueron las de 100 vatios (W); en 2010 las de 75 W; en 2011 las de 60 W y finalmente en 2012 las 40 W y 25 W”, explica Maribel Núñez, gerente de la Fundación Renovables. Ahora es el turno de los halógenos, aunque todavía existen algunas excepciones.

SE PUEDE SEGUIR VENDIENDO EL STOCK

A partir del primero de septiembre de 2016 no se pueden vender determinados tipos de halógenos, los menos eficientes, utilizados tradicionalmente para iluminar grandes y pequeños espacios. Sin embargo, sí se pueden seguir vendiendo los que se encuentran en stock para favorecer la sustitución de las lámparas más ineficientes por las nuevas tecnologías de iluminación. Y es que en abril del pasado año la Comisión Europea aprobó la propuesta de Lighting Europe, la asociación que representa a la industria de la iluminación en Europa, que planteaba la posibilidad de aplazar la eliminación de las lámparas y focos halógenos no direccionales y de pequeñas potencias al menos dos años para conseguir una transición sin problemas a las nuevas tecnologías. De esta forma, la fecha de eliminación definitiva del mercado se trasladaba al 1 de septiembre de 2018.

José Luis García, responsable de la campaña de energía de Greenpeace, cree que esta directiva europea es “importante y eficaz, pero es una medida demasiado lenta”. En opinión de García, “el retraso de la eliminación definitiva del mercado de estas lámparas halógenas no está para nada justificado y más ahora que la tecnología LED ya está generalizada”.

Alfredo Berges, Director General de la Asociación Española de Fabricantes de Iluminación (Anfalum), afirma que “es importante que la Administración de las Comunidades Autónomas tenga en cuenta que estos stocks no son eternos” y que el fin último de esta normativa es introducir poco a poco las nuevas tecnologías de la iluminación, dejando atrás las menos eficientes.

Maribel Núñez, de la Fundación Renovables, explica que esta acción se enmarca dentro de los objetivos europeos de energía fijados para 2020 que consisten en “reducir las emisiones de gases de efecto invernadero un 20%, como mínimo, respecto a los niveles de 1990; obtener un 20% de la energía a partir de fuentes renovables y mejorar la eficiencia energética en un 20%”.

LUCES LED, LAS ALTERNATIVAS MÁS EFICIENTES

Todos los expertos consultados coinciden en que la alternativa a las lámparas incandescendes y halógenas, por delante de las lámparas fluorescentes, son las luces LED, más eficientes, con características que permiten resolver mejor las necesidades de los consumidores y más respetuosas con el medio ambiente. José Luís García, de Greenpeace, aboga por esta tecnología que es “la más eficiente que hay ahora”, pues implica “el uso de menos energía para aportar mucha más calidad y ser más comprometidas con el medioambiente”, indica.

La empresa Ilumínatelo, experta en consultoría LED, explica algunas ventajas de esta nueva tecnología respecto a sus predecesoras. “Es más segura que la luz tradicional, porque es menos contaminante: no tiene mercurio ni tungsteno. Además, reduce las emisiones de CO2 en un 80%”, subraya. “Respecto a las 2.000 horas de vida útil de las halógenas, las luces LED duran hasta 45.000 horas de uso, lo que supone más de 15 años, si la encendemos unas 8 horas al día, con un mantenimiento mínimo”, agrega. Asimismo, “no genera calor, el 80% de la energía que consume se convierte en luz, al contrario que la bombilla incandescente, que pierde ese mismo porcentaje en forma de calor”, remata.

Ricardo Pomatta, entre las ventajas de las nuevas tecnologías LED respecto a las halógenas, añade una calidad lumínica mucho mayor y la característica de que las primeras son instantáneas y regulables para ajustarse a todo tipo de ambientes, al contrario que la opción común encendido/apagado de las segundas.

Y EN CUANTO AL AHORRO, ¿QUÉ?

En cuanto al ahorro, Ricardo Pomatta, director técnico de la Asociación Española de Fabricantes de Iluminación, detalla que “solo el cambio de la fuente de luz supone un 50% de ahorro de energía, después inciden otros factores que podrían ampliar este porcentaje”. En la misma línea responden desde Ilumínatelo: “Como se puede observar en el cuadro resumen de la comparativa, el LED respecto a la halógena ahorra hasta un 50% más”.

La Fundación Renovables se atreve a traducir en dinero la sustitución de las bombillas por otras más eficientes. Maribel Núñez indica que las luces LED “pueden suponer al usuario un ahorro de 115 euros de media a lo largo de la vida de uso de la bombilla”, si bien la inversión inicial por el LED es algo más costosa que la iluminación tradicional.

Por otra parte, los expertos recalcan que la sustitución de una tecnología por otra en los hogares es sencilla y, en la mayoría de ocasiones, no requiere obra alguna. El coste de cambiar la iluminación en una vivienda tipo “ronda los 350 euros de inversión”, según cifran desde la empresa Ilumínatelo.

© Proporcionado por Bolsamanía © Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon