Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las cinco claves del inestable futuro de Podemos

Bolsamanía Bolsamanía 03/07/2016 Alberto Sanz

Unidos Podemos ha sido el ‘perdedor moral' de las elecciones del 26J. Situando al PSOE como el ‘perdedor histórico', por obtener los resultados más bajos de su historia y a Ciudadanos como el ‘perdedor real', debido a que ha logrado peores resultado que el 20D asentándose como la cuarta formación más votada.

No obstante, las previsiones que se hacían sobre la confluencia de Podemos e IU pronosticaban que pudiera incluso disputar la victoria electoral al Partido Popular. Aunque, los 71 escaños conseguidos en estas elecciones generales están muy alejados de sus estimaciones y de los pronósticos que les otorgaban las ‘polémicas' encuestas.

Un resultado que provoca que, la formación que lidera Pablo Iglesias, se encuentre muy alejada del objetivo de liderar un gobierno de izquierdas mediante un pacto con el partido que lidera Pedro Sánchez, no solo por el número de diputados conseguidos, sino que la llave de este suceso residía en lograr el ansiado ‘sorpasso' a los socialistas, un hecho del que se han quedado muy lejos de poder conseguirlo.

Tras este fracaso, Podemos tiene por delante una serie de interrogantes que debe solucionar de cara al futuro, no sólo con de cara a unos próximos comicios, sino desde el punto de vista de estabilidad como partido, teniendo en cuenta que su confluencia es la tercera formación política nacional.

1. ¿Ha sido un error su acuerdo con IU?

La confluencia de la formación morada con Izquierda Unida fue un motivo de debate interno antes de las elecciones. Pero, tras el fallido resultado en las elecciones del 26J, la división entre los partidarios de este acuerdo y aquellos que la rechazaban podría haberse agravado. Un hecho que se visualiza mediante las reflexiones y declaraciones públicas de los militantes que denotan la creciente tensión por la estrategia en las elecciones.

Por su parte, Parte Iglesias se reafirma en que Podemos ha actuado "correctamente" al presentarse con IU y ha advertido de que "a lo mejor si no lo hubiéramos hecho habría sido peor". Por otro lado, miembros como el ex secretario de Organización de Podemos Sergio Pascual, han considerado que la coalición ha sido "demasiado ambiciosa en términos de poner etiquetas" y también demasiado "apresurada" en los plazos.

Según apunta el analista político Ricard, Arís, el problema ha sido que "dos partidos distintos con tanta fuerza en su respectiva marca personal ha llevado a muchos de sus votantes a no votar a Unidos Podemos porque no representaba suficientemente su marca deseada, ya sea por no ser suficientemente de izquierdas en el caso del votante de IU o por no ser suficientemente socialdemócrata en el caso del votante de Podemos", aunque según añade este 'castigo electoral' no se mantendrá si "Unidos Podemos siguen juntos durante unos cuantos años".

© Proporcionado por Bolsamanía

2. ¿ Se ha equivocado en su estrategia de campaña?

También ha provocado debate en Podemos el diseño de la campaña electoral, que en este caso, es responsabilidad directa de Íñigo Errejón. Voces internas de la formación apunta que el planteamiento ha sido erróneo. En este sentido se pronunció Jesús Rodríguez, secretario de Oranización de Podemos en Andalucía que señaló que la campaña "ha sido muy conservadora. Nos hemos creído las encuestas. Nos hemos confiado" señalando además "ha faltado campaña de calle, los mítines empiezan a agotarse como modelo de campaña en Podemos. Hay que acudir a sectores más titubeantes".

Otro aspecto controvertido a lo largo de esta campaña ha sido su mano tendida hacia el PSOE, que ha podido disgustar a parte de su electorado. En este sentido el analista político apunta que este objetivo se adoptó por "los errores cometidos durante la anterior legislatura complicaron mucho el camino. Si hubiesen optado por ser más agresivos en la campaña, quizá hubiesen perdido al votante más moderado".

3. ¿Debería haber una renovación al frente del partido?

El liderazgo de Pablo Iglesias está siendo un continuo motivo de debate desde los miembros de la formación. El acuerdo de confluencias y el 'no' a la investidura de Pedro Sánchez, ha provocado que parte de la militancia pueda visualizar una renovación en la cabeza de la formación, y el nombre que suena con más fuerza es Íñigo Errejón.

Esta renovación podría traer 'un viento de aire fresco' a una formación que pese a su juventud parece haber perdido la 'fogosidad' de sus inicios. Un aspecto que Ricard Arís no valora de esta manera ya que considera que "nada garantiza que con Errejón le pueda ir mejor a esta formación. El mayor error que puede cometer Podemos es separarse y el segundo, es cambiar de líder, porque muestra que no hay seriedad en la propuesta planteada hacia su electorado, muestra debilidad, si en el primer batacazo electoral decides cambiarlo todo, generas dudas" asegura el analista político.

© Proporcionado por Bolsamanía

4. ¿Cuál debería ser su papel en la negociación de gobierno?

El próximo 19 de julio se constituyen las Cortes Generales. Los diputados y senadores electos de Unidos Podemos tomarán posesión de su acta y se abrirá el plazo para registrar los grupos parlamentarios. Pero las negociaciones y posiciones respecto a la formación de gobierno parecen ya estar asentadas y, tras escuchar las palabras de Pablo Echenique, se postula que no apoyarán un posible acuerdo entre PSOE y Ciudadanos. "Nuestras bases ya han votado a favor de no apoyar el acuerdo con la formación de Albert Rivera. Si además de un presidente socialista se hubiera propuesto un programa socialista habríamos llegado a un acuerdo" aseguraba el secretario de Organización.

Los números para un gobierno entre socialistas y Podemos son menores que el pasado 20D, aunque desde la formación morada afirmen que: "Seguimos abiertos a formar un Gobierno progresista aunque todo parece apuntar que se está buscando la otra opción", un hecho que hace prever que la 'gran colación' puede estar más cerca que un gobierno de izquierdas y que trasladaría a Podemos a la oposición.

5. ¿Perderá fuerza la ilusión del electorado de Podemos?

El voto de Podemos se ha fundamentado en: enfado hacia los partidos tradicionales e ilusión por el cambio de gran parte de la estructura del Estado. Este último punto, el de la ilusión, ha podido verse mermado en todo este tiempo y, sobre todo, tras los último comicios donde las encuestas pronosticaban un resultado histórico para el partido de Pablo Iglesias que se convertiría en la primera fuerza de la izquierda en España.

Lo peor que le puede pasar a Podemos es que la ilusión de su electorado se desinfle. Y, como indica Ricard Arís, desde la formación se haya creado unas expectativas poco realistas para, sobre todo, estos últimos comicios ya que "el gran error fue creerse que podía superar al PSOE con tanta facilidad, tras sacar los escaños que sacó el 20D, debido a que las dinámicas de voto cambian muy poco en seis meses" asegura el analista político.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon