Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las cinco cosas más importantes de los 100 días de Trump

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 29/04/2017 Marta Gracia / Alberto Sánchez
© Proporcionado por Bolsamanía

Ya están aquí. Nadie se esperaba que Donald Trump se convirtiese en el presidente de EEUU y hoy cumple 100 días en la Casa Blanca. Una cifra que él ha dicho “no significa nada”, pero que durante la campaña se lo marcó de meta. De todas las medidas que prometió, sólo ha llevado a cabo ocho y de ellas sólo han salido adelante seis. Durante estos 100 días ha habido bombardeos, luchas de poder, espionaje y Twitter.

El 20 de enero de 2017, Donald Trump hizo su discurso de investidura en el que volvió a dejar claro que “América lo primero”. Durante el discurso mantuvo un tono de gran confrontación. Así comenzaba la andadura como 45 presidente de EEUU del excéntrico magnate. Durante estos más de tres meses, Trump se ha dedicado a afianzar su base electoral y no se ha ido hacia el centro. Andrea Betti, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Pontificia Comillas, apunta que “es posible que las características del sistema político de EEUU lo obliguen a hacerlo por lo menos en parte.

1. Veto migratorio

Siete días después de entrar en la Casa Blanca, Donald Trump hizo la primera. El 27 de enero decretó el cierre temporal de las fronteras de EEUU para los inmigrantes de siete países en su mayoría musulmanes y para refugiados de todo el mundo. Así, durante 90 días, la entrada de ciudadanos de Siria, Irán Sudán, Libia, Somalia, Yemen e Irak está prohibida.

Un decreto que se quedó paralizado por la Justicia. Trump lo intentó con una segunda orden ejecutoria, que tampoco se pudo llevar a cabo. En esa orden, quitaba a Irak como país vetado y reducía a 120 días la prohibición indefinida de refugiados. Pero la Justicia de EEUU lo volvió a bloquear, en este caso un juez de Hawaii, en el primero el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito, con sede en San Francisco (California).

We must keep "evil" out of our country!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 3 de febrero de 2017

2. El fin del Obamacare

Una de las promesas en las que hizo más hincapié Trump durante la campaña electoral fue la de la reforma sanitaria que derogaría el Obamacare. Sin embargo, el 25 de marzo, el presidente se vio obligado a retirar su proyecto a no contar con los apoyos suficientes. “Esta era una de sus grandes promesas, pero no ha podido eliminar el Obamacare”, apunta Betti.

Que la reforma sanitaria no saliera adelante fue un fracaso de Trump. El presidente contaba con la mayoría en la Cámara de Representantes, pero no pudo poner de acuerdo a los miembros de su propio partido. Donald Trump sigue empeñado en derogar sistema sanitario e instaurar el suyo, que se define por eliminar la obligatoriedad del seguro médico, congelar el programa para los más desfavorecidos y poner fin al aparato impositivo que nutre la red asistencial. Hay matices como que sigue prohibiendo a las aseguradoras rechazar a un paciente con enfermedades previas.


3. La reforma fiscal

Prometido por Trump como “el mayor recorte de impuestos nunca visto”. Por ahora no se ha desgranado mucho sobre la reforma y sólo se han dado algunas pinceladas. El objetivo es acelerar el crecimiento económico del 2% al 3% y crear millones de empleos, tal como prometió antes de las elecciones.

Alguna de las líneas más importantes es rebaja el impuesto de sociedades desde el 35% al 15%. Esto le llevará a una importante ventaja competitiva, ya que las empresas conseguirán más beneficios. Otra es la simplificación del impuesto de la renta, que actualmente cuenta con siete tramos impositivos y se reducirá a tres (10%, 25% y 35%). También elimina las deducciones fiscales que benefician a las rentas más altas, incluidas las locales y estatales. No toca las exenciones que se aplican a las hipotecas ni a las donaciones a obras caritativas.

El profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Pontificia Comillas señala que “está por ver si puede encontrar entre los republicanos el apoyo necesario para un plan que podría aumentar el déficit del país”. Además, recuerda que para que salga adelante depende de los cálculos de cada congresista “en términos de impacto que la medida pueda tener en su propio distrito electoral”.

We will follow two simple rules: BUY AMERICAN & HIRE AMERICAN!#InaugurationDay #MAGA🇺🇸

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 20 de enero de 2017

4. La polémica del muro

El muro no se ha construido todavía, pero ya ha surtido efecto. Menos personas han cruzado la frontera de manera ilegal, menos detenciones en estos 100 días. Las palabras de Trump dejando claro que “no queremos que vengáis” han causado miedo entre la población. El 25 de enero firmó una orden ejecutoria para iniciar la construcción del muro, pero todavía no se ha iniciado.

El presidente de EEUU está decidido a levantar el muro aunque no cuente con muchos apoyos. Esto ha hecho que no tenga más remedio que aplazar otra de sus grandes promesas. El presidente ha dado su brazo a torcer en la búsqueda de financiación pública para la pared fronteriza, pero solo de momento. Asegura que en septiembre volverá a intentarlo, pero ahora era necesario que el Congreso y la Casa Blanca (con posturas enfrentadas) llegaran a un acuerdo por el bien del país, ya que de no hacerlo se produciría el cierre del gobierno federal. Un bloqueo que provocaría una grave crisis política.

5. Tensiones geopolíticas

Una de las características principales de Donald Trump es la polémica. Durante estos 100 días sus relaciones internacionales han estado protagonizados por desencuentros y polémicas. Rusia, Corea del Norte, Siria… son algunos de los países con los que el presidente se ha enfrentado.

La guerra civil en Siria ha provocado esos enfrentamientos entre EEUU y Rusia. Cualquier esperanza en Rusia de que el Gobierno de Trump mantuviera una relación mucho menos confrontacional desapareció, después de que Trump ordenara disparar misiles contra Siria para castigar al aliado de Moscú por lanzar, supuestamente, un ataque con armas químicas contra una zona controlada por rebeldes.

A principios del mes de abril, Trump dio la orden para atacar una base militar en el oeste de Siria, afirmando que la decisión va en línea "con el interés nacional", al tiempo que ha pedido a las "naciones civilizadas" que se unan a Washington "para intentar poner fin a la carnicería y el derramamiento de sangre en Siria, así como al terrorismo en todas sus formas". El ataque dejó al menos 7 muertos.

Por otro lado, el conflicto entre EEUU y Corea del Norte vuelve bajo el foco después de unas declaraciones del presidente de EEUU en las que ha avisado que "existe la posibilidad" de que haya "un gran, gran conflicto" con Corea del Norte, resaltando que la situación en la península de Corea "podría ser" su principal preocupación a nivel mundial.

Andrea Betti asegura que las tensiones geopolíticas seguirán “y esto va más allá de la voluntad de Trump”. Añade que las las capacidades de liderazgo de EEUU, sobre todo en términos de afianzamiento de sus alianzas tradicionales, serán más necesarias que nunca. “Trump todavía tiene que demostrar que tiene estas capacidades”, comenta.

North Korea is behaving very badly. They have been "playing" the United States for years. China has done little to help!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 17 de marzo de 2017

MÁS EN MSN

LOS PRIMEROS 100 DÍAS DE TRUMP SEGÚN LOS SIMPSON (Fuente: Wochit News)

Volver a reproducir vídeo
SIGUIENTE
1
Cancelar
SIGUIENTE
SIGUIENTE
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon