Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las cinco preguntas básicas que te tienes que hacer si quieres ser empresario

Bolsamanía Bolsamanía 18/03/2016 Bolsamanía

Cada vez son más las personas que optan por trabajar para sí mismas. El número de emprendedores ha crecido en los últimos años, ya que la idea de ser tu propio jefe es muy tentadora, aunque antes de lanzarse a esta 'aventura' conviene tener en cuenta una serie de cosas que serán muy útiles a la hora de iniciar un negocio.

Para ser un emprendedor de éxito no basta únicamente con tener una buena idea. También es necesario conocer el entorno en el que nos vamos a sumergir para no fracasar. Es por ello que todo buen emprendedor debería hacerse cinco preguntas, recogidas por CNBC, antes de poner en marcha su propio negocio.

¿Estás pensando en convertirte en tu propio jefe? Sigue leyendo...

1- Hazte preguntas difíciles

Todos pensamos que podemos poner en marcha una empresa pero, ¿tenemos realmente la personalidad adecuada? Antes de iniciar un negocio debemos hacernos estas preguntas:

-¿Soy una persona que asume riesgos?

-¿Puedo vivir a base de sandwiches los próximos dos años?

-¿Estoy dispuesto a no tener vida, no tener vacaciones y trabajar durante las veinticuatro horas del día en el futuro inmediato?

-¿Puedo resolver problemas por mi cuenta o necesito que otras personas me ayuden?

-¿Cuánto me encanta esta idea? Como dijo una vez el multimillonario Mark Cuban: "No debes montar una empresa a menos que sea una obsesión y sea algo que amas".

2- Hacer un plan de negocio

Es necesario crear un plan de negocio para los primeros tres a cinco años de la empresa. Debe determinar el público objetivo y cómo llegar a él, proyectar los ingresos de manera realista (aunque no será exacta, pero al menos debemos intentarlo), y estimar los costes de la puesta en marcha.

© Proporcionado por Bolsamanía

3- Puesta en funcionamiento del negocio

¿Qué forma tendrá nuestro negocio? La más común es la de "propietario único", lo que significa que tú eres el negocio. Otras estructuras suponen crear una empresa bajo la forma de sociedad anónima o sociedad limitada. ¿Quieres formar una asociación? Entonces deberás determinar qué porcentaje del negocio poseerá cada uno de los propietarios.

A continuación habrá que elegir un nombre para la empresa y registrarlo con las autoridades estatales o locales si es diferente de su nombre legal. También debemos asegurarnos de que el nombre está legalmente disponible, para lo que puede ser muy útil consultar alguna de las páginas web gratuitas que te informan de ello.

Después de todo esto será necesario abrir una cuenta bancaria bajo el nombre de la empresa y asegurarnos de que la tenemos todas las licencias comerciales necesarias y los permisos requeridos para iniciar la actividad.

4- Obtener financiación

Para los que necesitan inversión externa o préstamos, las opciones pasan por un banco tradicional o una ayuda estatal. Conviene informarse de las condiciones de estos créditos, y mostrar el plan de negocio para demostrar que nuestra idea va a generar dinero, porque nadie querrá invertir si no es así.

5- Trabajo, trabajo, trabajo

Prepárate para trabajar más duro de lo que nunca has trabajado en tu vida. Puede ser más difícil de lo que creías, sobre todo si se decide compaginar la creación de la empresa con el trabajo que se desarrolla día a día. Se aprenderán cosas nuevas cada día, y muy poco saldrá como estaba previsto, lo que hará que pensemos en abandonar. Pero hay que tener clara una cosa: el esfuerzo siempre trae recompensas.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon