Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las consecuencias de no tener una red de pensiones: los ancianos de Hong Kong, obligados a trabajar

Bolsamanía Bolsamanía 15/04/2016 Bolsamanía

¿Qué pasaría si en España no hubiese una red de pensiones capaz de mantener a los ancianos que están jubilados? Esa es la pregunta que asaltará a más de uno al enterarse de la dura realidad a la que se enfrenta la tercera edad en Hong Kong. Y es que en la ciudad con el mayor número de Rolls-Royce per cápita del mundo y con los alquileres más caros de Asia, los ancianos se ven obligados a trabajar hasta el final de sus días para poder subsistir.

El problema es que, con la edad que tienen, nadie les quiere contratar, por lo que los ancianos deben ganarse la vida como pueden: vendiendo ropa y artículos de segunda mano en la calle. Es habitual ver cómo mientras se apagan las luces de muchos puestos y los vendedores cierran sus quioscos, decenas de ancianos aparecen con sus carros repletos de objetos con los que intentar conseguir algo de dinero que les permita hacer frente a sus necesidades básicas, según informa El País.

Con ese dinero que sacan y las ayudas del Gobierno, pueden resistir en una ciudad en la que el contraste entre ricos y pobres es cada vez mayor. El 85% de los mayores no tienen ningún tipo de pensión, tal y como apuntan desde la ONG Sociedad para la Organización de la Comunidad, aunque desde el 2000, la ciudad cuenta con un sistema de contribución obligatorio, pero privado. Desde la ONG piensan que no es útil.

© Proporcionado por Bolsamanía

En Hong Kong es tradicional que los hijos sean los que se ocupen de sus progenitores al envejecer. Sin embargo, la sociedad cambia y el ritmo acelerado al que obliga una ciudad como Hong Kong hace que se busquen otras alternativas. Muchos de los mayores que trabajan piensan que si solo quieres recibir "eres un vago", tal y como recoge el País.

POBLACIÓN ENVEJECIDA

En la capital china no es raro entrar en un edificio en el que los guardias de seguridad rondan los setenta. Hong Kong es una ciudad en la que se priorizan los grandes proyectos, pero no se invierte en los habitantes. Se prevé que en 2050 el 42% de la población de esa urbe tenga más de 65 años. un reto al que el Gobierno debe hacer frente.

Según una encuesta online de Fidelity Worldwide Investment de 2013, en Hong Kong uno de cada cinco trabajadores de entre 30 y 40 años tampoco cuenta con un plan de jubilación. Esta situación, unida a la falta de acción del Gobierno, tiene visos de dejar a las futuras generaciones en una posición delicada.

Además, hay que añadir que muchos de los ancianos que tienen que trabajar para subsistir lo dejan al poco tiempo porque aparecen las dolencias. Con la ayuda del Gobierno por ser mayor de 65 años, muchos no llegan a cubrir gastos

y en muchas ocasiones los hijos, con los que viven, tampoco ganan demasiado.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon