Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las cuatro previsiones más apocalípticas para 2016

Bolsamanía Bolsamanía 25/12/2015
© AP Photo/Daniel Ochoa de Olza

¿Cuáles serán los principales peligros para las bolsas en 2016? ¿Qué acontecimientos sorprenderán a los analistas y aumentarán la volatilidad en los mercados? ¿Qué puede salir mal en nuestras inversiones? Son las preguntas que se hacen muchos inversores, conscientes de que en los mercados de renta variable hay que esperar lo mejor, pero prepararse para lo peor.

LA SUBIDA DEL PETRÓLEO A 100 DÓLARES, UNO DE LOS PRINCIPALES RIESGOS

Arabia Saudí y el resto de miembros de la OPEP no podrían elevar la producción y se produciría un estrangulamiento de la oferta La posibilidad de que el precio del petróleo repunte con fuerza hasta 100 dólares es uno de los grandes peligros para el mercado. Este fuerte repunte se produciría bajo un escenario de caos mundial, en el que el Estado Islámico destruiría los principales oleoductos de Iraq y Oriente Medio. Además, se produciría una situación de caos político en países productores como Nigeria, Argelia y Venezuela, que dispararía el precio de crudo hasta esos mencionados 100 dólares en pocos meses. Arabia Saudí y el resto de miembros de la OPEP no podrían elevar la producción y se produciría un estrangulamiento de la oferta. Esto provocaría la entrada de China en recesión y que la Fed dejara de subir tipos y sería positivo para la energía nuclear y las empresas de energías renovables.

CRISIS POLÍTICA EN ALEMANIA Y SALIDA DE REINO UNIDO DE LA UE

Atentados en diferentes ciudades europeas y un flujo de inmigrantes mayor de lo esperado obligarían a dimitir a Angela Merkel Otro posible escenario que sería muy negativo para las bolsas sería una crisis política en Alemania que hiciera dimitir a la canciller Angela Merkel. También la salida de Reino Unido de la Unión Europea (Brexit) es uno de los grandes riesgos para el año que viene. La crisis política en Reino Unido afectaría a la confianza del mercado de una manera notable. Respecto a la salida de Merkel, una serie de atentados en diferentes ciudades europeas, unida a un flujo de inmigrantes mayor de lo esperado, provocaría el caos en Alemania y obligaría a dimitir a Angela Merkel. La recesión afectaría de nuevo a los países de la zona euro y esto a su vez provocaría un aumento de los partidos extremistas en Europa. Grecia saldría de la zona euro y sus bonos se desplomarían. La divisa europea estaría de nuevo en peligro. Lea también: Las ocho previsiones económicas de Goldman Sachs para operar en las bolsas en 2016

EL SISTEMA FINANCIERO MUNDIAL, TUMBADO POR UN CIBER ATAQUE

El precio del oro se dispararía y la Fed tendría que volver a bajar los tipos de interés Otro riesgo para los mercados, según una encuesta de Bloomberg con cientos de economistas, es la posibilidad de un ciber ataque coordinado que tumbe el sistema financiero mundial y provoca el caos entre los inversores. Los hackers atacarían las plataformas de trading de los países occidentales, lo que afectaría a la confianza en el sistema. Se producirían retiradas masivas de efectivo que provocarían un caos financiero en los países desarrollados y obligarían a los bancos centrales a tomar medidas extraordinarias para intentar solucionar la situación. El precio del oro se dispararía y la Fed tendría que volver a bajar los tipos de interés. Las compañías especializadas en ciberseguridad verían dispararse el precio de sus acciones. Lea también: Guía para invertir en renta variable y renta fija en 2016: las cuatro claves de Schroders

ATERRIZAJE BRUSCO DE LA ECONOMÍA CHINA

Otro gran peligro en 2016 será un posible aterrizaje brusco de la economía en China Otro gran peligro en 2016 será un posible aterrizaje brusco de la economía en China. Finalmente, se constata que las autoridades han manipulado las estadísticas y que la economía del gigante asiático está en mucho peor estado de lo inicialmente previsto. Esto a su vez provocaría una crisis de confianza por parte del mercado y de los ciudadanos chinos, que protagonizarían violentas protestas en las principales ciudadaes con centros de producción manufactureros. La reacción por parte de las autoridades sería sofocar las protestas, lo que aumentaría la debilidad de la economía. Las bolsas asiáticas se desplomarían

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon