Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las dos cosas que no hemos aprendido desde la crisis financiera de 2008

Bolsamanía Bolsamanía 18/02/2016 Bolsamanía

El famoso economista estadounidense Paul Krugman, profesor de Economía y Asuntos Internacionales de la Universidad de Princeton y columnista del diario New York Times, ha puesto de relieve en sus últimos artículos aquellas lecciones que hemos aprendido desde la crisis de 2008 basándose en el llamado modelo de 'trampa de la liquidez'.

Este modelo de "trampa de la liquidez" se emplea en la teoría económica para describir una situación en la que los tipos de interés se encuentran muy bajos, próximos a cero, en el que la preferencia por la liquidez tiende a hacerse absoluta, es decir, las personas prefieren conservar todo el dinero antes de invertirlo. Es por ello que las medidas tendentes a aumentar la masa monetaria no tienen ningún efecto para dinamizar la economía y las autoridades monetarias no pueden hacer nada para llevar los tipos de interés a niveles adecuados.

© Proporcionado por Bolsamanía

El economista y experto financiero Cullen Roche, fundador de Orcam Financial Group, señala este jueves en MarketWatch que él quiere hacer un planteamiento diferente al de Krugman. En lugar de centrarse en las cosas que hemos aprendido desde la crisis de 2008, su planteamiento pasa por lo que no hemos aprendido desde entonces y todavía nos está frenando. A saber:

1. El mito del "dinero multiplicador" continúa teniendo fuerza: por desgracia, dice Roche, el modelo de "trampa de la liquidez" de Krugman perpetúa este mito. Esto da lugar a la idea de que los bancos están optando por aferrarse a las reservas en lugar de prestarlas. Por supuesto, esto es totalmente erróneo, añade. En la lista de destacados economistas que creen en este mito está el Nobel Joseph Sliglitz, que sólo hace unos días dijo básicamente lo mismo. "¿Por qué los economistas de la corriente minimizan la importancia de la banca y cómo las operaciones que realiza influyen a la economía real".

2. La política monetaria no es tan potente como algunos economistas piensan que es. En los últimos siete años hemos visto un nivel sin precedentes de expansión en la política monetaria. ¿Cuál ha sido el resultado de esto? Una economía global estancada y una de las peores recuperaciones en la historia moderna. "Seguimos viendo a los bancos centrales experimentando con la política monetaria, hasta con tipos de interés negativos. ¿Qué se necesita para convencer a los políticos de que los bancos centrales mundiales simplemente no son tan potentes como algunas personas nos llevan a creer?", se pregunta Roche.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon