Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las dudas por la banca italiana podrían lastrar a otros sistemas financieros europeos

Bolsamanía Bolsamanía 18/07/2016
© Proporcionado por Bolsamanía

La inestabilidad de la banca italiana que acumula, según el FMI, 360.000 millones de euros en préstamos morosos, ha hecho saltar las alarmas por un hiptético contagio a los sistemas financieros de otros países europeos. No obstante, según Efe Empresas, los analistas consultados descartan un impacto negativo en los bancos españoles por la solidez de las entidades tras el saneamiento de los últimos años.

El Fondo Monetario Internacional apuntó en su revisión anual a los problemas del sistema bancario de Italia que lleva meses luchando por deshacerse de 360.000 millones de euros en préstamos morosos. A esto se suma la baja rentabilidad de la banca en un contexto de bajos tipos de interés, que ha provocado que los bancos italianos “se encuentren bajo intensa presión de los mercados y hayan perdido cerca del 40 % de su valor de mercado en lo que va de año”.

Además, a esta situación se añade una tasa de desempleo del 11 % y un elevado nivel de deuda pública, que ha alcanzado el 133 % del PIB y que está en su mayoría en los balances de los bancos del país transalpino. Esta debilidad ha hecho pensar en un inminente rescate con dinero público por parte del Gobierno de Matteo Renzi.

Sin embargo, la última normativa europea obliga a responder en primer lugar a accionistas, bonistas e incluso depositantes antes que recurrir al dinero de los contribuyentes, explica Efe Empresas.

A ESPAÑA NO LE AFECTARÍA

Los analistas no temen un impacto sensible en la banca española. Por ejemplo, Ignacio Cantos, de Atlas Capital, considera que los problemas de la banca italiana no son exportables a otras economías de la zona euro: “La banca italiana esta cuestionada porque no ha hecho nada en los últimos cinco o seis años, cosa que sí han hecho la española y la portuguesa, donde se ha empezado un proceso de concentración importante, en el que de unas 115 entidades se han quedado unas 20”.

Cuando la bolsa española cayó en estos últimos días lastrada por las dudas sobre el sector financiero italiano, el ministro español de Economía en funciones, Luis de Guindos, intentó calmar los ánimos al asegurar que España tiene “una ventaja comparativa porque la banca no levanta sospechas” y no existen “problemas de solvencia”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon